Público
Público

Aznar culpa a Zapatero de crear "menos España"

El ex presidente del Gobierno dice que "no es lo mismo" crear cinco millones de puestos de trabajo que "enviar al paro a cinco millones de españoles".

MARÍA JESÚS GÜEMES

Gran expectación. El ex presidente del Gobierno presentaba su libro, España puede salir de la crisis, y como siempre convocó a un gran número de dirigentes del PP. Pero en esta ocasión fueron sobre todo ex, tanto de su Gobierno como del partido.

Se echaron en falta caras del renovado equipo de Mariano Rajoy. El líder del PP tenía excusa porque estaba preparando el debate sobre el estado de la Nación. Pero tampoco acudieron otros representantes del comité de dirección como la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal o el portavoz en el Senado, Pío García Escudero. Ambos tenían otros temas en agenda. Al igual que el vicesecretario de Comunicación, Esteban González Pons, o el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón que asistía a un acto en el Comité Olímpico.

Sólo Soraya Sáenz de Santamaría, portavoz en el Congreso, representaba a los responsables de la sede nacional. Es cierto que estaba Jaime Mayor Oreja, candidato del PP a las elecciones europeas, pero era quien presentaba, junto a Manuel Pizarro, el libro.

Sin marianistas, sobresalían los rostros de la vieja guardia. Entre los asistentes muchos ex ministros como Ángel Acebes, José María Michavila, Federico Trillo, Isabel Tocino, Ana Pastor… En primera fila la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, junto a Manuel Fraga y un nutrido grupo de representantes de FAES, la fundación ideológica que dirige Aznar. Pero todos los focos reparaban en los que se encontraba tras ellos: Gabriel Elorriaga, María San Gil y Daniel Sirera.

Los tres tuvieron un papel protagonista durante la pasada legislatura y los tres quedaron relegados dentro de la nueva estrategia conservadora. Tras la derrota electoral del PP en 2008, Elorriaga cuestionó el liderazgo de Rajoy; San Gil confesó que se sentía "engañada" por el líder del PP y Sirera vio cómo le reemplazaban por Alicia Sánchez Camacho para darle un giro al partido en Catalunya. San Gil y Acebes se abrazaron efusivamente. Fue una imagen que contrastó con la de hace unos días cuando la ex presidenta del PP vasco y Rajoy coincidieron en un acto y ni siquiera se saludaron. "No hubo ocasión", señaló tratando de quitarle hierro.

Mientras toda la atención se desviaba así hacia los presentes, Aznar hablaba de su libro. Así el ex presidente de honor explicó que se había decidido a escribirlo hace un año cuando vio que el PSOE volvía a ganar las elecciones y que con su "estrategia negacionista" se iba a agravar la situación de crisis económica y volvería "la pesadilla del paro masivo". Aznar recordó que su Gobierno creó más de cinco millones de empleos a partir de una herencia del 23%  de paro y recalcó que "no es lo mismo" que "enviar al paro a cinco millones de españoles", elevando la cifra en un millón más. Para él la culpa es de "cinco años de socialismo económico y menos España".

Por la mañana, el presidente de honor del PP había declarado en Onda Cero que Rajoy lo estaba" haciendo bien" en relacion con el caso Gürtel y dijo que será "un buen presidente". La directora de la campaña y responsable de Organización del PP, Ana Mato, que también fue a ver a su ex jefe, comentó que su partido contaba con Aznar para las europeas porque él quería colaborar y porque no estaban "ni peleados ni enfrentados". "No nos avergonzamos de nuestro pasado, todo lo contrario", defendió.

Más noticias de Política y Sociedad