Público
Público

Baez ofrece un recital en el Alcázar de Segovia basado en la nostalgia y el compromiso social

EFE

La cantante estadounidense de música folk Joan Baez evocó en el Patio de Armas del Alcázar de Segovia cerca de medio siglo de compromiso social y recuerdos en el concierto que ha ofrecido esta noche dentro del Festival Abierto del Festival de Segovia, que organiza la Fundación don Juan de Borbón.

Tras su actuación de ayer en el Palau de la Música de Barcelona, poco más de medio millar de personas han podido disfrutar del segundo y último concierto de la artista en España, enmarcado en la gira europea en la que está presentando su nuevo disco "Day after Tomorrow", que saldrá al mercado el próximo mes de septiembre.

En un escenario únicamente adornado con las luces que iluminaban los arcos neoclásicos del patio de la fortaleza segoviana, Joan Baez salió al escenario acompañada por sus músicos para iniciar el concierto con algunas de las canciones de su próximo trabajo discográfico, en el que regresa al "country" con el que dio sus primeros pasos en el mundo de la canción.

Tras agradecer su presencia en la "maravillosa ciudad de Segovia", Baez, vestida con un sencillo traje negro con el único adorno de un foulard verde al cuello, fue posteriormente desgranando uno tras otro algunos de sus éxitos más conocidos a lo largo de su dilatada carrera de medio siglo sobre los escenarios de todo el mundo.

Los aplausos más sonoros del concierto llegaron con la interpretación de canciones como "El preso número 9", que cantó en español, así como de versiones de cantantes coetáneos suyos de la importancia de Bob Dylan -con el que estuvo vinculada sentimentalmente durante varios años- o el malogrado John Lennon.

Además, tuvo un especial recuerdo para los cantantes Johnny Cash y Woody Guthrie, dos de las leyendas de este género de todos los tiempos, de los que cantó algunas de sus canciones más conocidas.

En el concierto no faltaron referencias políticas y sociales antes de la interpretación de algunas de sus canciones, en las que la "reina de la canción protesta" aseguró que muchos de sus mensajes "desafortunadamente todavía siguen vigentes después de 40 años".

En este sentido, aseguró ante el público que "el espíritu de la guerra de Vietnam permanece en conflictos como el de Irak y Afganistán, y por ello pido disculpas por la actitud del gobierno norteamericano".

Caracterizada por una voz potente y aguda que mantiene casi intacta a pesar de los años, Joan Chandos Baez (Staten Island, Nueva York, 9 de enero de 1941), es la máxima figura del movimiento de la canción protesta en Estados Unidos, surgida en los años sesenta bajo los efectos de la Guerra de Vietnam.

Su repertorio abarca también lo puramente tradicional, el country y el pop-rock, y su fama ha estado muy vinculada a su activismo político, el cual le ha valido algunas estancias en la cárcel.

Su oposición a la intervención estadounidense en Vietnam, su lucha contra la discriminación racial y sexual y el apoyo constante al tercer mundo, han tenido un claro reflejo en su música.

Entre 1962 y 1964, Baez fue el rostro popular de la música folk, siendo la estrella de festivales y giras y cantando en actos políticos, entre los que se incluyen la Marcha sobre Washington de 1963 por los derechos civiles.

Ha grabado más de 30 discos de éxito, los últimos "Ring Them Bells" (1995); "Gone from Danger" (1997); "Dark Chords on a Big Guitar" (2003); "Bowery Songs" (2005); y "Proper Records" (2007).

Más noticias de Política y Sociedad