Público
Público

Ban insta a Israel a detener la expansión de asentamientos en Cisjordania

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, instó hoy a Israel a que detenga la expansión de asentamientos en los territorios palestinos tras la decisión del Gobierno israelí de reanudar la construcción de nuevas casas para colonos judíos en Cisjordania.

La portavoz de la ONU, Michele Montás, indicó hoy que el secretario general "expresa su preocupación" por el visto bueno dado el domingo por el Ejecutivo israelí a la construcción de 750 nuevas unidades en el asentamiento de Givat Zeev.

"Cualquier expansión de los asentamientos es contraria a las obligaciones de Israel contenidas en la Hoja de Ruta y la legislación internacional", dijo Montás.

La portavoz afirmó que Ban "insta al Gobierno de Israel a detener la expansión de asentamientos" y reitera que el cumplimiento de la Hoja de Ruta para el proceso de paz de Oriente Medio "es lo que sostiene" las negociaciones entre las dos partes.

El Ministerio israelí de la Vivienda reveló el domingo que el primer ministro de Israel, Ehud Olmert, aprobó la construcción de las viviendas en Givat Zeev, al norte de Jerusalén.

El mencionado ministerio y la Administración de Tierras de Israel sacaron a concurso la construcción de viviendas en dicho asentamiento en 1999, pero las obras se paralizaron a finales de 2000, poco después del comienzo de la Segunda Intifada palestina, informan medios de comunicación locales.

La demanda de viviendas en la zona, junto con la relativa situación de calma en la región, condujo a las empresas constructoras a desarrollar proyectos en el enclave y solicitaron recientemente al Ministerio de Vivienda que permitiera que se reanudaran las obras.

La paralización de la expansión y construcción de nuevos asentamientos en Cisjordania es una de las demandas principales de los palestinos, y su incumplimiento supone para ellos un serio obstáculo para la creación de un futuro Estado palestino.

El visto bueno a esta expansión supone un nuevo contratiempo para las negociaciones entre Olmert y el presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Mahmud Abás, para lograr un acuerdo de paz.