Público
Público

Ban Ki-moon alerta que los medios marfileños pueden causar otro genocidio ruandés

EFE

El secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, advirtió que las campañas que están llevando a cabo los medios de comunicación estatales de Costa de Marfil podrían llevar a que se repita el genocidio de Ruanda de 1994, en el que murieron más de 800.000 personas en 100 días de conflicto.

"Los medios de comunicación del Estado marfileño están siendo utilizados como armas, y están difundiendo mensajes de odio e incitando a la violencia", aseguró Ban anoche tras una reunión entre representantes de la Unión Africana (UA) y la ONU en el marco de la XVI Cumbre del organismo panafricano que comienza hoy en Addis Abeba.

Según Ban, la ONU teme que los medios de comunicación estatales marfileños, que transmiten mensajes del Gobierno de Laurent Gbagbo, quien se autoproclamó presidente del país pero al que la comunidad internacional no reconoce como tal, puedan llevar a una catástrofe humanitaria.

"Debemos fijarnos en las lecciones del pasado y en las consecuencias que podrían tener las acciones de los medios de comunicación", dijo el secretario general antes de citar el genocidio de Ruanda en el que murieron más de 800.000 tutsis y hutus moderados.

Ayer, la UA anunció la formación de una comisión para analizar la situación marfileña y solucionar la crisis que surgió tras la segunda vuelta de las elecciones presidenciales, celebradas el pasado 28 de noviembre.

Por su parte, Ban propuso anoche una serie de medidas para acabar con la crisis de Costa de Marfil, un país que actualmente cuenta con dos presidentes y dos gobiernos, e instó a que la comisión de la UA para Costa de Marfil se coordine con la ONU.

"El panel de la UA debería trabajar con la ONU en todos los aspectos y en todas las etapas del proceso, y en este sentido Naciones Unidas está preparada para proveer un oficial que colabore con el equipo de expertos que apoyará a la comisión".

Ban también instó a que no se abriera la posibilidad de dar nuevos resultados de las elecciones presidenciales del pasado noviembre que señalaron a Alassane Ouattara, candidato de la oposición, como el ganador de los comicios.

"Sería una gran injusticia y asentaría precedentes desafortunados", señaló Ban.

El secretario general también apuntó que para acabar con la crisis debería dársele una "salida pacífica y honorable a Gbagbo" e instar a Ouattara, reconocido como nuevo presidente de Costa de Marfil por la comunidad internacional, a que forme un Gobierno de unidad.

Además, se deberían llevar a cabo acciones concretas para levantar el bloqueo al Hotel Golf, donde ha instalado su Administración.

La crisis de Costa de Marfil y la convulsa situación del norte de África, especialmente en Egipto, son las cuestiones centrales que se tratarán durante la XVI Cumbre de la UA que comenzó hoy y que durará dos días, a la que asisten, además de numerosos presidentes de países del continente, representantes de Túnez, de Egipto, y de las partes marfileñas enfrentadas, y el presidente de Francia, Nicolas Sarkozy.

Sin embargo, Jean Ping, presidente de la Comisión de la UA, ya anunció que los marfileños no podrían asistir a las sesiones de la Cumbre, puesto que el organismo suspendió a Costa de Marfil tras el conflicto postelectoral.

En la Cumbre se elegirá también a un nuevo presidente de la organización y aprobar su presupuesto, que se calcula en 250 millones de dólares para 2011.

El presidente de Guinea Ecuatorial, Teodoro Obiang Nguema, será previsiblemente el nuevo titular de turno de la Unión Africana, para suceder al de Malaui, Bingu wa Mutharika.

Más noticias