Público
Público

Ban Ki Moon pide aumentar la producción de alimentos en un 50% para el 2030

EFE

El secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, pidió hoy aumentar la producción de alimentos en un 50% para el año 2030 y superar la crisis alimentaria mundial, durante su discurso ante la cumbre de seguridad alimentaria que comenzó en Roma.

"El mundo necesita producir más comida. La producción necesita crecer en un 50% para el año 2030 con el objetivo de copar la actual demanda", dijo.

Líderes de todo el mundo iniciaron hoy en Roma la cumbre, convocada por la FAO para analizar el alza del precio de los alimentos y sus efectos sobre las poblaciones más vulnerables.

Durante la cumbre, España se comprometió a poner en marcha un paquete de medidas para luchar contra la crisis alimentaria mundial con un presupuesto de 500 millones de euros (unos 750 millones de dólares) hasta 2012.

"No queremos que se quede en una cumbre de meras palabras", aseguró el presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero.

Sarkozy anunció que su país destinará, a nivel bilateral, mil millones de euros (unos 1.550 millones de dólares) en los próximos cinco años a los países de África subsahariana para el desarrollo agrícola.

El uso de alimentos para la fabricación de biocombustibles y el proteccionismo agrícola que, según algunos dirigentes, practican los países desarrollados, fueron dos de los temas de dicusión.

El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, defendió el uso de los biocombustibles frente a quienes los culpan del alza del precio de los alimentos, y responsabilizó al petróleo y el proteccionismo de la actual crisis humanitaria.

"Los biocombustibles no son el villano", dijo Lula, después de asegurar: "Veo con indignación que muchos de los dedos que apuntan contra la energía limpia de los biocombustibles están sucios de aceite y carbón".

Lula ofreció datos y destacó, por ejemplo, que en Brasil "en cada grano de fríjol, de arroz, de maíz, de soja, o en cada litro de leche, el petróleo es responsable del 30% del coste final".

Según el mandatario brasileño, "otro factor decisivo es el intolerable proteccionismo con el que los países ricos circundan su agricultura, atrofiando y desorganizando la producción en otros países, especialmente los más pobres".

Frente a esta postura, el presidente de Egipto, Hosni Mubarak, pidió hoy la creación de un "código de conducta internacional" para el uso de los biocombustibles.

La presidenta de Argentina, Cristina Fernández, aseguró hoy que la gran causa de la crisis alimentaria se debe a la deficiente distribución y no sólo al problema de la producción de alimentos.

"El principal problema es el de la distribución y acceso de las diferentes comunidades a los alimentos a precios sostenidos", dijo Fernández.

La presidenta argentina culpó de ello a la "política proteccionista" que han llevado a cabo desde hace años "los países centrales", en referencia a los países desarrollados, "y que se han apropiado" de "los recursos del resto de los Estados".

El presidente de Irán, Mahmud Ahmedineyad, propuso para paliar la crisis el acceso al poder de dirigentes "puros y monoteístas", durante su discurso ante la cumbre.

El dirigente iraní responsabilizó de la crisis alimentaria mundial a los países más poderosos y al sistema capitalista global, defendió el uso de la energía nuclear y denunció la existencia de "interferencias" y "manipulaciones" en el mercado del petróleo.

El secretario general de la ONU calculó en unos 15.000 a 20.000 millones de dólares el esfuerzo anual que deberán llevar a cabo los países en desarrollo y los donantes.

El director general de la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), Jacques Diouf, dijo que son necesarios 30.000 millones de dólares anuales para asegurar a 862 millones de pobres los alimentos para vivir.

Los participantes en la cumbre tratan temas clave que influyen en la seguridad alimentaria en los próximos años, como el precio de las materias primas agrícolas, el cambio climático, las escasez de agua y tierras, el aumento de las necesidades energéticas y el crecimiento de la población.

Unos cincuenta jefes de Estado y de Gobierno participan en la cumbre.

Más noticias de Política y Sociedad