Público
Público

El Banco Central holandés asume el control del banco DSB ante el riesgo de quiebra

EFE

Un juzgado holandés decidió hoy colocar al banco DSB bajo control del Banco Central de Holanda (DNB, en sus siglas en neerlandés), ante sus graves problemas de liquidez y solvencia, y tras el fracaso de la negociación con un grupo de entidades para acometer una operación de rescate.

La decisión de dar la tutela al Banco Central se produce después de que el Estado declinara apoyar financieramente a la entidad por considerar su balance (8.000 millones de euros) demasiado pequeño para una intervención estatal.

Según un comunicado del DNB, la masiva fuga de liquidez que estaba viviendo el banco "ponía en riesgo su supervivencia a corto plazo", y además tenía problemas de solvencia, por lo que solicitó ante el juzgado pertinente la medida de urgencia ordenada hoy.

En rueda de prensa, el presidente del DNB, Nout Wellink, informó de que en la última semana y media los clientes del DSB habían retirado unos 600 millones de euros de sus cuentas.

En los últimos días, el Banco Central y el Ministerio de Finanzas trataron de que un grupo de bancos formado por Rabobank, ABN Amro, ING, Fortis Holanda y SNS se hicieran con el control de la entidad, pero el plan naufragó por los excesivos riesgos asociados a DSB, que habría concedido créditos demasiado altos para sus posibilidades.

La decisión de hoy también implica el bloqueo temporal de los fondos depositados en DSB, aunque los clientes podrán sacar dinero en cajeros de otras entidades, hasta el próximo miércoles, con un máximo diario de 250 euros.

En principio, los ahorros depositados en el DSB están cubiertos por la garantía estatal que, igual que en España, garantiza hasta 100.000 euros por persona y cuenta.

El Ministerio de Finanzas holandés anunció la creación de una comisión independiente para investigar la gestión del DSB y determinar si el DNB ha actuado a tiempo en calidad de supervisor.

Más noticias