Público
Público

El Banco de España adelanta el inicio de la recuperación a 2013

Sin embargo, Luis María Linde la vincula al cumplimiento del objetivo de déficit para este año, algo que parece difícil de conseguir

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El gobernador del Banco de España, Luis María Linde, situó este martes el inicio de la recuperación económica en 2013, siempre y cuando España cumpla con los compromisos en materia fiscal, que contemplan un objetivo de déficit público del 6,3% este año y del 4,5% en 2013. Linde en cualquier caso evitó hablar de 'brotes verdes': cumplir con el objetivo de déficit parece a día un objetivo casi imposible.

En un encuentro organizado por el Club Siglo XXI, el gobernador vinculó a la recuperación de la actividad tanto el 'futuro' del banco malo como la normalización del crédito bancario.

'Para que haya una evolución normal del crédito, hay que recuperar la actividad y la confianza del exterior', explicó. En este sentido, Linde descartó que la economía española entre en una nueva recesión.

Linde admitió que España está en una situación económica 'muy difícil', también apeló a que la banca culmine su desanpalancamiento. 'Lo esencial para recuperar una actividad normal es que haya otra vez crecimiento económico y confianza', enfatizó.

Linde descarta que la economía española entre en una nueva recesión.

Preguntado por el castigo que sufre España en los mercados, Linde atribuyó el aumento de la prima de riesgo española al temor 'de algunos' a que la zona euro se disuelva ante los problemas de Grecia. 'En realidad, [el aumento del diferencial] poco tiene que ver con España', precisó. 'Si la zona euro tuviera ese final y desapareciera, no sería por España'.

Como paso para recuperar la confianza en los mercados, llamó a impulsar un supervisor bancario único en la zona euro, lo que, a su juicio, permitiría 'consolidar' el área monetaria común. 'Habrá menos razones para que los mercados piensen en que la zona euro va a desaparecer', explicó.

Linde constató que tras la asamblea del FMI en Tokio se instaló la idea de que hay que adaptar el ritmo de ajuste fiscal a la evolución de la economía, con el fin de evitar que las políticas de austeridad resten vigor a la actividad.

El gobernador del Banco de España vinculó además el 'futuro' del 'banco malo', denominado Sareb, a la 'velocidad' de la recuperación económica, al tiempo que ha avisado de que la gestión de esta sociedad 'no será fácil', ya que es 'grande y compleja' y con una actividad 'compliada'.

Más noticias en Política y Sociedad