Público
Público

El Banco de Portugal agrava sus cálculos de recesión para 2013 hasta el 1,6 por ciento

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Banco de Portugal empeoró sus previsiones de recesión económica para el ejercicio 2013 y considera que el PIB luso acabará por contraerse un 1,6 %, seis décimas más que la última estimación oficial del Gobierno.

En su "Boletín estadístico de otoño", divulgado hoy, el banco central esboza un año difícil para Portugal, marcado por las incertidumbres y los riesgos debido en parte a la intensificación de las medidas de austeridad que incluirán los Presupuestos Generales del Estado, pendientes todavía de su aprobación definitiva.

Esta caída estimada del 1,6 % del PIB contrasta con el dato del último boletín estadístico emitido por la institución en julio pasado, cuando pronosticaba un ejercicio de "crecimiento cero", sin descensos ni subidas.

Incluso, el Banco de Portugal preveía a principios de este año una mejora de la economía lusa del 0,3 % para 2013.

La entidad explica en el documento difundido hoy que sus proyecciones "están condicionadas por el elevado grado de incertidumbre" que rodea a Portugal, tanto a nivel interno como externo.

La implementación de medidas en la UE para resolver la crisis de la deuda soberana y el impacto de los nuevos ajustes adoptados por el Gobierno luso en los presupuestos son algunos de los factores que justifican, según el Banco de Portugal, la volatilidad de sus proyecciones.

Portugal atraviesa la peor crisis de su historia reciente y, según todas las estimaciones, acumulará tres años consecutivos de recesión, después de que su PIB bajara un 1,7 % en 2011 y de que se contraiga cerca de un 3 % en 2012.

La presión de los mercados llevó a las autoridades lusas a solicitar ayuda financiera a la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional (FMI), que en mayo de 2011 accedieron a concederle un préstamo de 78.000 millones de euros a cambio de un severo programa de ajustes y recortes.

Los últimos cálculos del Banco de Portugal apuntan a que las fuertes medidas de austeridad que entrarán en vigor en 2013 -entre ellas un significativo aumento de impuestos- agravarán el retroceso del consumo privado y la demanda interna hasta triplicar la caída prevista por la entidad hace tres meses.

"Llevar a cabo un ajuste presupuestario que contribuya al crecimiento potencial de la economía es inaplazable", indicó en el documento.

El Banco de Portugal también confirmó que el país, de no adoptar medidas extraordinarias, cerraría 2012 con su déficit público en el 6,2 %, lejos del 5 % exigido a cambio de su rescate financiero por la troika (Comisión Europea, Banco Central Europeo y FMI).

El Ejecutivo luso tiene previsto por este motivo cerrar la concesión a una empresa privada de la gestora de aeropuertos ANA, lo que previsiblemente le permitirá alcanzar sus metas.

Como dato positivo, el banco central señala que Portugal podría cerrar 2012 con su balanza comercial casi equilibrada, ya que sus exportaciones prácticamente se situarán al mismo nivel que sus importaciones.

Esta tendencia le permitiría en 2013 registrar incluso un excedente comercial del 4 %, cuando Portugal ha presentado tradicionalmente una balanza claramente deficitaria, lo que los expertos han considerado uno de los principales problemas estructurales de su economía.

Más noticias en Política y Sociedad