Público
Público

Baryshnikov pone como ejemplo de burocracia artística el caso de Nacho Duato

EFE

El bailarín Mikhail Baryshnikov, "desertor" de la antigua URSS, cree que desde la caída del Muro de Berlín "el mundo ha cambiado mucho" pero asegura que la burocracia quiere siempre imponerse, y ha puesto como ejemplo lo que ocurre en España con Nacho Duato al frente de la Compañía Nacional de Danza (CND).

En el centro de Europa, en Italia, en España, hay "un equilibrio entre cómo la gente patrocina el arte y cómo lo hace el Gobierno, pero la burocracia es la burocracia", ha explicado hoy en un encuentro con periodistas para presentar sus actuaciones en España el que está considerado el mejor bailarín del mundo.

"En España también ocurre. Mira lo que pasa con Nacho -Duato-: la compañía por un lado, él por otro, le quitan, no le quitan.... ¿Quién está decidiendo lo que va a pasar con ella, cómo será su futuro?", se ha preguntado el artista en referencia al proyecto del anterior ministro de Cultura de Código de Buenas Prácticas para que puestos como el del coreógrafo español salgan a concurso.

"No hay una fórmula para hacer las cosas correctamente -afirma-, La gente hace cosas bien y también comete errores. Los buenos artistas dan oportunidad a todos de hacer las mejores cosas para la sociedad, los artistas y las futuras generaciones", ha precisado.

La burocracia, precisa, "tiene elementos positivos" pero son muchos los negativos, como los derivados de 8 años de Gobierno conservador en Estados Unidos "sin ayudas a las artes, con una guerra, con tanta confusión como hemos visto".

Cree que las diferencias entre el "este y el oeste" se han suavizado aunque en las "paradas" que ha hecho en esta gira en Polonia y en Serbia ha podido comprobar que en el primero continúa la burocracia "postsoviética", que le resulta "tan familiar", y en el segundo viven "con las heridas abiertas por su conflicto étnico".

"No sé si el mejor sistema es el occidental o el ruso, pero en Estocolmo siempre hay problemas con los sindicatos en la Opera House, en París con el dinero... Al final la gente con talento es la que hace las buenas cosas", ha zanjado sobre un tema que, reconoce, le "excita".

Más noticias de Política y Sociedad