Público
Público

El BCE considera que la recesión ha tocado fondo

También afirma que en la zona del euro "el ritmo de contracción se ralentiza claramente"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Banco Central Europeo (BCE) cree que 'la recesión global ha tocado fondo' y que en la zona del euro 'el ritmo de contracción se ralentiza claramente'.

En su boletín mensual de agosto, publicado este jueves, el BCE advierte sin embargo de que 'la actividad económica será débil en lo que queda de año'.

'La significante política de estímulo en las principales áreas económicas debe apoyar el crecimiento global, incluida la zona del euro', dijo el BCE.

El consejo de gobierno del banco europeo decidió la semana pasada mantener los tipos de interés en el 1%, un nivel históricamente bajo para apoyar el crecimiento económico de los países que comparten el euro.

El BCE aseguró que 'el año que viene, tras una fase de estabilización, se espera una recuperación gradual con tasas de crecimiento trimestrales positivas'.

No obstante, pese a que su valoración de la economía de la zona del euro y global es más optimista que en otras ocasiones, el BCE mantiene un tono de cautela y advierte de que 'la incertidumbre es todavía elevada'.

Por ello, el consejo de gobierno considera que es muy probable que los próximos datos económicos sean volátiles.

El BCE pidió a los bancos comerciales de la zona del euro que tomen las medidas necesarias para fortalecer más sus bases de capital y que se aprovechen de las medidas gubernamentales de apoyo al sector financiero, especialmente las que tienen que ver con la recapitalización.

El banco europeo señaló que el flujo de créditos de los bancos al sector privado permaneció contenido en junio, aunque con diferencias en los sectores.

El flujo de préstamos a las empresas cayó en junio debido a una contracción en los créditos a corto plazo, según el BCE.

No obstante, el flujo de préstamos a los hogares fue en junio algo más positivo que el mes anterior.

Las consideraciones del BCE coinciden en el mismo día en que las economías de Alemania y Francia han comenzado a dar síntomas de salida de la crisis.

El Producto Interior Bruto (PIB) francés creció un 0,3% en el segundo trimestre del año, lo que supone para los galos romper con cuatro trimestres consecutivos de caída.

Por su parte, la economía alemana también ha empezado a dar síntomas de recuperación y en el segundo trimestre el Producto Interior Bruto (PIB) registró un ligero crecimiento, por primera vez desde el primer trimestre de 2008.

Este jueves también se ha conocido que la economía de la zona euro registró una retroceso de una décima en el segundo trimestre del año, frente a la caída del 2,5% de los tres primeros meses del año.

En términos interanuales la contracción de la eurozona se situó en el 4,6%, tres décimas menos que en el primer trimestre de 2009, según los datos provisionales publicados por la oficina comunitaria de estadísticas, Eurostat.

En el conjunto de la Unión Europea (UE) el PIB registró un retroceso del 0,3% respecto al primer trimestre y acumula una contracción interanual del 4,8%, una décima más que en los tres primeros meses de 2009.

Más noticias en Política y Sociedad