Público
Público

El BCE dice que la ayuda a los bancos españoles contribuye a "estabilizar "

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE), Vítor Constancio, consideró hoy que la decisión del Gobierno español de aceptar ayuda europea para el sector bancario "ha contribuido a estabilizar mucho la situación en España" y es algo que deberían reconocer los mercados.

Asimismo, el BCE prevé que van a bajar aún más los precios de la vivienda en España, en concreto de la vivienda residencial, que tiene una sobrevaloración del 15 %, lo que supone potenciales pérdidas mayores por créditos para los bancos, dijo el segundo del BCE en la presentación del último informe semestral de Estabilidad Financiera.

Constancio aseguró en rueda de prensa que tras la decisión española de aceptar la ayuda ha desaparecido de forma adecuada "finalmente uno de los elementos que estaba creando dudas en los mercados".

El vicepresidente del BCE añadió que la prima de riesgo de España "hasta ahora no lo ha reflejado" ya que los mercados "están evaluando lo que ocurre, pero han recibido bien este movimiento con cifras (de ayuda) que pueden llegar hasta 100.000 millones de euros", lo que supera los cálculos que el mercado considera que podrían ser necesarios.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) cifra las necesidades de recapitalización de los bancos más débiles en España en, al menos, 40.000 millones de euros.

Constancio hizo hincapié en que "nadie sabe todavía exactamente la cantidad y que es necesario esperar a las auditorías de las carteras de crédito de los bancos para tener las cifras finales".

El Gobierno español ha encargado a las consultoras independientes Roland Berger y Oliver Wyman recabar los datos sobre las necesidades de capitalización de la banca española.

Las dudas de los mercados se mantienen y la rentabilidad de los bonos españoles a diez años ha marcado hoy un nuevo máximo desde la entrada en el euro al cerrar en el 6,71 % y alcanzar el 6,8 % en el mercado secundario apenas dos horas antes del cierre.

Constancio señaló que los mercados ven que se incrementa el vínculo entre bancos y Estados soberanos (deuda estatal) porque el dinero necesario será deuda pública española.

Todavía existe incertidumbre sobre algunos detalles sobre cómo se va a producir la ayuda para el sistema bancario español, si a través del fondo temporal de rescate (FEEF) o del permanente (MEDE), "lo que dependerá de los términos de la solicitud del Gobierno de España, que todavía no ha sido presentada", dijo Constancio.

El BCE considera que Grecia no va a salir de la zona del euro, por lo que no es un asunto en el que haya incidido en su último informe sobre estabilidad financiera en la zona del euro.

Constancio añadió que numerosos primeros ministros y jefes de Estado de varios países de la zona del euro "han dicho muy claramente que quieren que Grecia permanezca" en el área y "hemos visto que la mayor parte de la población de Grecia quiere permanecer".

"Para Grecia podría ser una situación muy seria en caso de que ocurriera, por ello no anticipamos que vaya a ocurrir", advirtió el vicepresidente del BCE.

Observó que las tensiones en los mercados financieros desde abril reflejan la "preocupación por España e Italia" y no se debieron a la situación en Grecia.

Además, el BCE prevé que los precios de las propiedades inmobiliarias en España caerán más, especialmente en la propiedad residencial, que tiene una sobrevaloración del 15 %, según dijo.

"Todavía hay cierto grado de sobrevaloración, no tanto en la propiedad comercial, pero hay riesgos ciertamente", dijo Constancio en relación al mercado inmobiliario español.

La depreciación dependerá de la evolución de la economía, pero "hay margen para una caída mayor de los precios de la vivienda" en España, según Constancio.

"La caída de los precios -de la vivienda- en España parece consistente con el ajuste de la sobrevaloración que queda como legado del periodo anterior a la crisis", añadió el banco europeo.

En el cuarto trimestre de 2011 se produjo una caída de los precios de la vivienda en Irlanda, Grecia, España, Chipre, Holanda, Eslovaquia y Portugal.

Sin embargo, Alemania, Malta, Luxemburgo, Eslovenia, Finlandia e Italia registraron incrementos modestos en los precios de la propiedad residencial, mientras Bélgica, Francia, Estonia y Austria tuvieron subidas superiores al 4 %.