Público
Público

El BCE lleva los tipos a casi el cero por ciento y se prepara para comprar deuda masivamente

PÚBLICO / AGENCIAS

El Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE) ha sorprendido al mercado al decidir en su reunión de este jueves rebajar los tipos de interés del euro en diez puntos básicos, hasta un mínimo histórico del 0,05%,  para lograr un repunte de la inflación desde sus niveles mínimos actuales y apuntalar la estancada economía de la zona euro.

Asimismo, el BCE también ha rebajado en la misma proporción los intereses aplicados a sus facilidades de depósito y préstamo. De este modo, el tipo de interés cobrado a los bancos de la zona euro por sus depósitos a un día en la entidad pasará a ser del -0,20%, lo que significa que los bancos tienen que pagar dinero al BCE si quieren aparcar fondos en el banco central, mientras que el tipo de interés aplicable a la facilidad marginal de crédito bajará al 0,30%.

Es la segunda rebaja del precio del dinero en apenas tres meses. En junio, a la vista de la debil inflación y de la precaria recuperación económica en la eurozona, el BCE rebajó el precio del dinero al 0,15%. Draghi ha explicado que la decisión de recortar las tasas de interés no fue unánime pero se produjo por "mayoría confortable".

Precisamente, el presidente de la entidad monetaria de la Eurozona, Mario Draghi, ha subrayado que las perspectivas de la economía son a la baja. De hecho, el servicio de estudios del BCE ha revisado a la baja sus previsiones de inflación y de crecimiento para el año en curso: un 0,6% de inflación, desde el 0,7% pronosticado en junio; y un aumento del PIB de apenas el 0,9%, frente al 1% que pronosticó en junio.  Además, el banco cental ha reducido al 1,6% la previsión de crecimiento para 2015 desde un pronóstico anterior del 1,7%; en cambio,  mejora hasta el 1,9% el PIB de la Eurozona en 2016 desde el 1,8%.

Draghi ha declarado que el BCE observa importantes riesgos a la baja para el crecimiento económico. "La pérdida de actividad económica puede frenar la inversión privada y el aumento de los riesgos geopolíticos podría tener un impacto mayor en la confianza del consumidor y empresarial", ha dicho el presidente del BCE. A su juicio, otro riesgo a la baja para el crecimiento es que los países de la zona del euro hagan reformas estructurales insuficientes.

Además de la nueva rebaja de tipos, el BCE ha acordado lanzar a partir de noviembre un programa de compra de activos titulizados (conocidos como ABS, por sus siglas en inglés) y bonos garantizados de entidades no financieras, que según la agencia Reuters sería por un volumen de 500.000 millones de euros. "El Eurosistema comprará una amplia cartera de ABS simples y transparentes", indicó el banquero italiano. "Las intervenciones comenzarán en octubre de 2014", señaló Draghi, quien avanzó que estas compras tendrán un "considerable impacto" en el balance de la entidad, aunque aplazó hasta la reunión del próximo mes los detalles. Según Reuters, el programa tendría una duración de tres años.

"Esto refleja la importancia del mercado de bonos de titulización de activos en facilitar nuevos flujos de crédito a la economía y sigue a la intensificación del trabajo preparatorio en este asunto, como decidió el consejo de gobierno en junio", ha dicho Draghi. Draghi ha explicado que la compra de estos instrumentos financieros comprenderá bonos existentes y nuevos, y también bonos de titulización respaldados por créditos al sector inmobiliario. Asimismo, el BCE va a comprar bonos garantizados denominados en euros.

Draghi dijo el pasado 22 de agosto en Jackson Hole, en el estado norteamericano Wyoming, que las preparaciones del BCE para la compra de ABS "estaban avanzando rápidamente y esperamos que contribuya a una reactivación del crédito". El BCE ha estado elaborando este programa con el objetivo de estimular el mercado de ABS y ofrecer a las pequeñas empresas una alternativa de financiación. No obstante, banqueros y reguladores han expresado ciertas dudas sobre el papel del mercado de titulizaciones de deuda como herramienta para reactivar la economía.

La rebaja de los tipos de interés a prácticamente cero y la compra de deuda se une a las medidas anunciadas en julio para inyectar liquidez en las entidades financieras, para estimular el crédito y relanzar la economía. La primera operación de liquidez se realizará el próximo 18 de septiembre..

El Banco de Inglaterra mantuvo sin cambios sus tipos de interés el jueves mientras la economía británica sigue mejorando, aunque aún hay riesgos para la recuperación tanto en casa como en el exterior. El Comité de Política Monetaria del Banco de Inglaterra (BoE, por sus siglas en inglés) dejó el tipo de referencia de la entidad en un 0,5%, el nivel que ha mantenido desde el peor momento de la crisis financiera hace más de cinco años. Los inversores tendrán que esperar casi dos semanas, cuando se divulgarán las actas de la reunión, para saber si algún otro miembro del comité votó a favor de elevar los tipos de interés, después de que dos de los nueve miembros del comité de política monetaria rompieron filas en agosto. El BoE dijo al mes pasado que estaba atento a las señales de crecimiento de los salarios, que han mostrado debilidad, mientras considera el mejor momento para comenzar a elevar los tipos. "Varias interrogantes rodean el momento de la primera subida", comentó Philip Shaw, economista jefe de Investec. "Mucho dependerá de las dinámicas de los próximos datos y las preocupaciones en la zona euro comenzarán a tener un impacto más significativo sobre la actividad interna", añadió.

http://www.quoners.es/q/termometro-quoners-opinion-publica
http://www.quoners.es/debate/crees-que-las-medidas-monetarias-del-bce-seran-utiles-para-reactivar-la-economia-espanola