Público
Público

El BCE está preocupado por los "movimientos excesivos en cambio de divisas"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Banco Central Europeo (BCE) se mostró hoy preocupado por "los movimientos excesivos en los tipos de cambio de las divisas" en Basilea (Suiza), tras una reunión de los bancos centrales de los países más industrializados del mundo (G10).

El presidente del BCE y portavoz del G10, Jean-Claude Trichet, dijo que "los movimientos excesivos, volátiles y desordenados en los mercados de divisas son indeseados para el crecimiento económico".

Trichet enfatizó que hacía esta declaración como presidente del BCE y reiteró las declaraciones de las autoridades estadounidenses, que han destacado la importancia de un dólar fuerte para EEUU.

El euro batió la semana pasada un récord frente al billete verde en 1,5467 dólares tras conocerse el aumento del desempleo en EEUU en febrero.

La economía estadounidense perdió el pasado mes 63.000 puestos de trabajo, la segunda disminución del empleo en dos meses y la mayor desde marzo de 2003, lo que situó la tasa de paro en EEUU en el 4,8 por ciento, por debajo de las expectativas de los analistas.

La divisa europea, que se ha apreciado casi un 5 por ciento en lo que va de año, se cambiaba hoy hacia las 14.30 horas GMT por debajo de la marca de los 1,54 dólares en el mercado de divisas de Fráncfort y costaba 1,5353 dólares.

Además, Trichet dijo que "es muy importante que los bancos centrales mantengan contacto entre ellos" tras la reunión bimestral de los banqueros centrales en la sede del Banco de Pagos Internacionales (BPI).

El banquero francés destacó la existencia de riesgos a la baja para el crecimiento económico global, así como al alza para la inflación y dijo que se mantiene la corrección en los mercados financieros.

Respecto a los riesgos para la estabilidad de los precios, el presidente del BCE afirmó que estos están relacionados con el aumento del precio del petróleo y de las materias primas.

"El encarecimiento de los alimentos y otros productos agrícolas ha materializado recientemente estos riesgos" inflacionistas, apostilló Trichet.

A su juicio, la mejor contribución que pueden hacer los bancos centrales es "anclar las perspectivas de inflación".

El barril de Brent para Europa se pagaba hoy en Londres por encima de los 102 dólares, mientras el barril de Texas costaba en Nueva York algo más de 104 dólares.

Asimismo, indicó que es "muy importante" que los bancos centrales del G-10 mantengan la cooperación que han tenido hasta ahora para inyectar liquidez en el sistema financiero cuando ha sido necesario desde agosto del pasado año para garantizar el buen funcionamiento del mercado de dinero.

Sobre la reunión de hoy, Trichet explicó que los gobernadores de los bancos centrales examinaron "de manera profunda y extensa las significantes correcciones de los mercados, que han ocasionado turbulencias y un elevado nivel de volatilidad desde agosto del pasado año".

En este sentido, el banquero francés hizo hincapié en el "robusto" crecimiento económico de los países emergentes, algo que es de gran importancia desde el punto de vista de la coyuntura mundial.

Los miembros del G10 son en realidad once países: Alemania, Bélgica, Canadá, EEUU, Francia, Holanda, Italia, Japón, el Reino Unido, Suecia y Suiza.