Público
Público

Bellezas ¿por una causa?

Miss Tierra trata de concienciar sobre los efectos del cambio climático. Entre las participantes, abogadas y biólogas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El encanto latino se ha impuesto en el certamen internacional de belleza Miss Tierra, que ganó la brasileña Larissa Ramos, mientras que la venezolana Jessica Barboza y la española Alejandra Echevarría consiguieron la tercera y cuarta posición,

La filipina Sandra Seifert obtuvo la segunda plaza en este concurso celebrado en la isla de Boracay, en el que compitieron bellezas de unos ochenta países.

'Me siento muy feliz por este premio, después de haber trabajando tanto, y quiero agradecer a Dios y a todas las personas que me han ayudado', señaló a Efe la aspirante brasileña, pletórica tras ser coronada 'Miss Tierra'. Larissa, nacida hace 20 años en la capital del estado amazónico, Manaos, es estudiante de Biología y modelo en su país.

El premio son 20.000 dólares y convertirse en la portavoz del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente

'En Brasil tenemos la mayor selva del mundo, en el Amazonas, pero también contaminamos mucho porque se fabrican muchos aparatos de aire acondicionado', afirmó Ramos ante el jurado del certamen. La bella brasileña, que lució un vestido de gasa verde claro, heredó rasgos nativos de sus abuelos maternos, originarios de la tribu satere-maue del Amazonas.

Ramos recibirá un contrato de promoción valorado en 20.000 dólares y se convierte en la portavoz de la Fundación Miss Tierra y del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA).

Eufóricos, los asistentes a la ceremonia, celebrada en el pabellón del hotel Ecovillage, se echaron al escenario para hacerse fotos y felicitar a las ganadoras.

'Bellezas por una causa' es el lema de este concurso de belleza, celebrado en Filipinas desde 2001 con el objetivo de concienciar sobre la contaminación del medio ambiente y los efectos del cambio climático.

'Estoy contentísima, mi primer objetivo al ingresar en este certamen era hacer orgullosa a la gente que confió en mí, este concurso tiene un fin en el que creo, me lo he creído y lo he vivido', afirmó la representante venezolana, coronada 'Miss Agua'.

La venezolana quiso celebrar su triunfo con las 'verdaderas amigas' que ha hecho en el grupo de aspirantes, quienes han asistido a una infinidad de actos de promoción en varias ciudades del archipélago durante casi un mes. 'Espero que mi Venezuela querida se sienta orgullosa de mí', agregó Barboza, abogada de 22 años y nacida en la ciudad de Maracaio.

El público ovacionó a la española cuando desfiló con un vestido blanco con transparencias que ensalzaban su figura 90-60-90.

'No esperaba quedar entre las cuatro primeras', declaró Echevarría, elegida 'Miss Fuego'. La española, de 20 años y nacida en Andújar (Jaén), animó a todo el mundo a 'poner su granito de arena' para evitar el cambio climático.

Antes de la gala final, algunas participantes se quejaron del agotador ritmo de la gira por Filipinas, y durante la que sólo durmieron de tres a seis horas diarias para cumplir el programa de visitas y de interminables sesiones de baile y posado fotográfic.

Más noticias en Política y Sociedad