Público
Público

Belmonte, Villaecija, Badillo y García ya tienen una plaza en Londres 2012

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Mireia Belmonte y Erika Villaecija, en los 800 libre, y Conchi Badillo y Marina García, en los 100 braza, lograron hoy, en la primera jornada de los Campeonatos de España de Natación, en Málaga, las mínimas clasificatorias para competir en los Juegos de Londres 2012.

Los 800 metros libre era la prueba estelar de la jornada y la primera de las seis distancias en la que Belmonte se tiraba al agua del Centro Acuático de Málaga en busca de una plaza olímpica.

Belmonte reguló al principio en la segunda posición, junto a Claudia Dasca, cuarta al final, pero no se encontró del todo a gusto, con Villaecija tercera y Melanie Costa cuarta.

Poco a poco, la nadadora del Sabadell, de 21 años, encontró su ritmo para parar el crono en 8:25.55, cuando la federación exigía un tiempo de 8:33.84 para los Juegos Olímpicos, y la segunda mejor marca del año en esta distancia.

Villaecija, por su parte, hizo su mejor registro desde que se compite sin los bañadores de plástico, prohibidos en 2010, 8:27.76.

Belmonte tiene el récord de España en 8:22.78 desde diciembre de 2011 en Eindhoven (Holanda) y Villaecija, que participará en sus terceros Juegos Olímpicos, el de los nacionales en 8:24.63 desde 2009 en Málaga.

Costa fue tercera con 8:30.96, también por debajo de la mínima, pero solo dos nadadores pueden representar a un país en cada distancia.

Treinta y ocho minutos antes, Conchi Badillo y Marina García habían hecho las primeras mínimas olímpicas para Londres 2012.

Badillo, además, con un tiempo de 1:07.97 batió el récord de los campeonatos que tenía la italiana Chiara Boggiato desde 2009, también en Málaga, en 1:08.49, y logró la séptima mejor marca de 2012.

La mínima olímpica estaba establecida en 1:08.49 y el récord de España que tiene Marina García en 1:07.63.

García, de 17 años, paró el crono en 1:08.15, novena mejor marca del año.

El subcampeón del mundo en los 100 mariposa, el polaco Konrad Czerniak, que entrena en Madrid, se impuso en la final de los 50 libre a Rafa Muñoz, segundo con 22.69 por 22.47 del nadador de Pulawach.

En tercera posición tocó el muro Carlos van Isschot, con 22.95.

En el 50 libre femenino, la bielorrusa Aliaksandra Herasimenia ganó la final y estableció un nuevo récord de los campeonatos con 24.90 para doblegar a su compatriota Sviatlana Khaklova, con 25.60, y a María Fuster, medalla de bronce con 25.94.

La anterior mejor marca de los campeonatos estaba en poder de la holandesa Marleen Veldhuis con 25.09 desde 2005, en Cádiz.

Si bien por la mañana Juan Miguel Rando se había impuesto a Aschwin Wildeboer en los 50 espalda, éste batió a su rival en la final de la tarde e hizo la marca mínima para el Europeo del próximo mayor en Debrecen (Hungría).

Wildeboer consiguió un registro de 24.91 por 25.40 de Rando y 25.55 de Oscar Pereiro.

Por su parte, Merche Peris, con 28.63, pudo con Kiera Aitken y Ane Saseta, con 29.31 y 29.37, respectivamente, en la final de los 50 espalda.

En los 100 braza se impuso Johann Sveinsson para, con 1:02.47, superar a Fernando Morillas, con 1:03.13, a Taki Mrabet, medalla de bronce con 1:03.36. Melquiades Álvarez, que había hecho el mejor crono por la mañana, se dio de baja en el último momento.

Antonio Arroyo, un nadador júnior nacido en 1994, se hizo con un puesto en el equipo que representará a España en los continentales de Debrecen.

Arroyo fue capaz de nadar los 1.500 libre en 15:18.72 cuando se le pedía 15:19.73 y estableció una mejor marca de 18 años tanto en su paso por el 800 como al final de la prueba.

Tras él se clasificaron Svein Mckee, con 15:30.32, y Marc Sánchez, con 15.33.56.

Más noticias en Política y Sociedad