Público
Público

El beneficio neto de Nissan creció un 7,4 por ciento en 2007

EFE

El fabricante de vehículos japonés Nissan anunció hoy que en el año fiscal 2007, que concluyó en marzo, tuvo un beneficio neto de 482.300 millones de yenes (4.220 millones de dólares), un 7,4 por ciento más que en el ejercicio anterior.

Entre abril de 2007 y marzo de 2008, el tercer constructor nipón registró además un beneficio por operaciones de 790.800 millones de yenes (6.910 millones de dólares), un 1,8 por ciento más, gracias a unos ingresos netos de 10,8 billones de yenes (94.620 millones de dólares), superiores en un 3,4 por ciento al ejercicio 2006.

El fabricante japonés en alianza con la empresa francesa Renault registró además en el año fiscal 2007 unas ventas récord de 3,77 millones de vehículos en todo el mundo, un 8,2 por ciento más que en el ejercicio anterior, sobre todo debido a los buenos resultados en los mercados emergentes.

"En un entorno volátil y difícil, la compañía ha demostrado que ha alcanzado madurez para ofrecer un alto nivel de funcionamiento", indicó el presidente de Nissan, el franco-brasileño Carlos Ghosn.

No obstante, para el actual ejercicio fiscal 2008, que concluirá en marzo del año próximo, Nissan prevé un panorama más desalentador debido al alto precio del petróleo, el volátil tipo de cambio del yen y la debilidad del mercado del automóvil.

En este sentido, la empresa japonesa augura que su beneficio por operaciones caerá un 30,5 por ciento hasta los 550.000 millones de yenes (5.500 millones de dólares), por la apreciación del yen frente al dólar y la ralentización en el mercado estadounidense.

Nissan calcula ahora que el tipo de cambio será de 100 yenes por dólar y de 155 yenes por euro, por debajo de lo que estimaba con anterioridad.

En el actual período fiscal, la empresa japonesa estima además que su beneficio neto será de 340.000 millones de yenes (3.400 millones de dólares), un 29,5 por ciento menos de lo previsto inicialmente, y que sus ingresos netos supondrán 10,35 billones de yenes (103.500 millones de dólares), una caída del 4,3 por ciento.

A la vez que sus resultados, Carlos Ghosn presentó hoy las líneas maestras del llamado plan "Nissan GT 2012", que se desarrollará hasta 2013 y tiene el objetivo de volver a poner en primera línea a una empresa a la que hace una década amenazaba la posibilidad de una bancarrota.

En este sentido, Ghosn anunció que en 2010 Nissan comercializará un coche eléctrico en Estados Unidos y en Japón, y que comenzará a partir de 2012 la producción en masa de esos coches ecológicos.

Más noticias de Política y Sociedad