Público
Público

El beneficio neto de Sony cayó a la mitad entre abril y junio

EFE

El gigante japonés de la electrónica Sony anunció hoy un beneficio neto entre abril y junio de 35.000 millones de yenes (330 millones de dólares), un 47,4 por ciento menos que en el mismo período del año anterior, y rebajó su previsión para 2008.

En el primer trimestre del año fiscal japonés, Sony tuvo ventas por 1,9 billones de yenes (18.670 millones de dólares), un 0,1 por ciento más que el año anterior, pero un beneficio por operaciones de 73.400 millones de yenes (693 millones de dólares), un 39,5 por ciento menos que en el ejercicio pasado.

Las principales causas fueron los malos resultados de la empresa de móviles Sony Ericsson, cuyos beneficios cayeron un 97 por ciento en el trimestre, además de la debilidad del sector electrónico y la apreciación del yen frente al dólar, frente a los niveles de 2007.

Esto pese a los avances en el segmento de los vídeojuegos de Sony, cuyas ventas crecieron un 17 por ciento y que registró un beneficio por operaciones frente a las pérdidas del mismo trimestre de 2007.

Al igual que en otras compañías exportadoras japonesas, a Sony le ha influido la ralentización en Estados Unidos y la apreciación del yen frente al dólar, que se ha comido parte de sus beneficios.

En los resultados de este trimestre han influido además los malos resultados de su filial Sony Ericsson, el descenso de beneficios en la división electrónica y las pérdidas registradas en los apartados de música y películas, sin un gran título de ventas como ocurrió en ejercicios anteriores.

Por todo ello, la multinacional nipona rebajó hoy su previsión de beneficio para el año fiscal 2008, que concluirá en marzo de 2009, a 240.000 millones de yenes (2.285 millones de dólares), un 17 por ciento menos de lo que preveía en mayo.

Para el actual ejercicio fiscal, calcula unas ventas de 9,2 billones de yenes (87.619 millones de dólares), un 2 por ciento más que en mayo, y un beneficio por operaciones de 470.000 millones de dólares (4.476 millones de dólares), un 10 por ciento menos.

En todo caso, Sony destacó que, en el primer trimestre del año fiscal japonés, se produjeron avances en el segmento de los videojuegos por la mejora en la rentabilidad del negocio de la PS3, su última consola, y el aumento de las ventas de la PlayStation3 y la PSP portátil.

Las ventas del segmento de juegos crecieron casi un 17 por ciento hasta los 229.600 millones de dólares (2.166 millones de dólares) y un beneficio por operaciones de 5.400 millones de yenes (51 millones de dólares), frente a las pérdidas de 29.100 millones de yenes (278 millones de dólares) del mismo trimestre de 2007.

Apuntó que, en el apartado electrónico, descendió el beneficio por operaciones en un 57,2 por ciento por el aumento en la competencia y los malos resultados de Sony Ericsson, que le han hecho revisar a la baja sus previsiones para el ejercicio fiscal.

Más noticias de Política y Sociedad