Público
Público

Bilbao retira una polémica guía para maltratadas

Decía a las víctimas extranjeras que serían expulsadas si acudían a la Policía Nacional

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Ayuntamiento de Bilbao retirará y corregirá una guía editada con información para las mujeres víctimas de violencia de género debido a la polémica suscitada por el contenido de un apartado. En la página 24 de la publicación aparecía un epígrafe en el que se aseguraba que una mujer extranjera sin papeles podía ser expulsada del país si acudía a la Policía Nacional a denunciar las agresiones de su pareja. En cambio, indicaba que no corría ese riesgo si acudía a la Ertzaintza o la Policía Municipal.

El PP y el Sindicato Unificado de Policía y la Confederación Española de Policía denunciaron ayer por la mañana el contenido de la guía, editada por el Área de Igualdad de Bilbao, 'por desinformar a las víctimas'. El Ayuntamiento respondió con la retirada de la guía, a la vez que admitía que el texto podía dar lugar a interpretaciones erróneas por la brevedad de los mensajes. 'En ningún momento se ha querido cuestionar la profesionalidad y compromiso de la Policía Nacional en la lucha contra la violencia', señaló a través de un comunicado.

El Ayuntamiento procederá ahora a corregir el párrafo que ha originado la polémica antes de publicar de nuevo la guía. Un portavoz del Consistorio señaló que el mensaje que se quería dar, y ahora se aclarará, es que la Policía Nacional es un cuerpo con competencias en inmigración y que, por lo tanto, cuando una víctima sin papeles presenta en sus comisarías una denuncia, esta deriva en un expediente sancionador que 'puede llevar aparejada la sanción de expulsión del país'.

La normativa también dice que si la mujer es víctima de malos tratos, el expediente se paraliza con la orden de protección y se puede solicitar el permiso de residencia.

El mismo portavoz señaló que ni la Ertzaintza, ni la Policía Local, al no tener competencias en inmigración, pueden incoar expedientes de expulsión. Los sindicatos policiales argumentan que, por la misma razón, las víctimas están menos protegidas al no poder solicitar el permiso de residencia en los otros cuerpos de seguridad.

Más noticias en Política y Sociedad