Público
Público

Blanco dará un tijeretazo en las empresas públicas

Fomento también se plantea vender participaciones minoritarias

SUSANA R. ARENES

El Ministerio de Fomento tendrá que apretarse el cinturón más que el resto de los departamentos. Este año tiene que recortar 1.760 millones de gasto del total de 5.000 millones impuestos a todo el Gobierno. Gajes de ser el ministerio más inversor. Con este fin, Fomento ya está ultimando su plan de austeridad en el que una de las medidas con más impacto será la reestructuración de sus empresas públicas.

Blanco no sólo recortará el número de altos cargos, sino también el de vocales en los consejos de administración en empresas como Renfe (que ya ha iniciado la cura de adelgazamiento), Adif (la gestora pública de infraestructuras ferroviarias), Aena (de aeropuertos), además de Feve (Ferrocarriles Españoles de Vía Estrecha) y las ingenierías Ineco y Tifsa. Así lo confirman fuentes de Fomento.

Todas estas empresas, salvo Feve, tienen plantillas muy grandes, de entre los 12.000 empleados de AENA a los 14.000 de Renfe, frente a los 7.000 trabajadores con que cuenta el ministerio. Sobran altos cargos, no en vano un director general de una empresa pública cobra más que uno del ministerio. Las plazas de los funcionarios son intocables, pero no los altos cargos ni las categorías en muchos casos, y eso es lo que permitirá al ministro ahorrar una parte importante del total.

Uno de los casos más llamativos es el de las ingenierías Ineco y Tifsa que poseen más de 3.000 empleados y afrontarán un tijeretazo en sus altos cargos y consejeros. Estas empresas ya funcionan como una alianza pero se fusionarán para aligerar costes. Y para ello, Fomento ha hecho un fichaje estrella al encargar la reestructuración de estas compañías a Ignasi Nieto, ex secretario general de Energía en la anterior legislatura.

El recorte de gastos se completará con la rebaja drástica de dietas, del entorno del 20%, y de gastos en viajes, además de todo tipo de costes del día a día en el ministerio y las empresas.

Otra vía que estudia Fomento, menos suculenta en ahorro y poco usual es vender participaciones minoritarias que tiene en algunas empresas no prioritarias. El ministerio analiza los flecos del recorte mano a mano con elde Economía y Hacienda.

 

Más noticias