Público
Público

El BNG exige que Méndez deje de ser hijo predilecto de A Coruña por su "nefasta" gestión en Caixa Galicia

Los nacionalistas acusan al ex director general de la entidad gallega de "nepotismo, cobrar indemnizaciones millonarias, fraude de las preferentes y desaparición de la entidad"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Ser padre no es fácil, sobre todo si el vástago se trata de un general golpista o de un banquero cuestionado por su gestión. Tras la polémica surgida por la retirada del título de hijo predilecto de A Coruña a José Millán-Astray, el grupo municipal del BNG ha exigido que se le revoque la distinción honorífica a José Luis Méndez, ex director general de Caixa Galicia.

Los nacionalistas coruñeses, que consideran que no es merecedor de semejante honor tras 'destaparse las multimillonarias indemnizaciones que recibió', aseguran que entre sus deméritos figuran el 'nepotismo', el 'fraude de las preferentes' y la 'desaparición' de la entidad (hoy NCG Banco, que opera bajo las marcas comerciales Novagalicia Banco y EVO).

Suficiente, según el Bloque, para dejar huérfano de ciudad a Méndez, que recibió el título durante los estertores del alcalde socialista Francisco Vázquez. La distinción, aprobada en su última Xunta de Goberno Local hace ya más de seis años, pesa ahora sobre el Ayuntamiento, según la oposición. 'Tenemos información suficiente de su gestión y de sus consecuencias ruinosas', explicaron ayer los nacionalistas en rueda de prensa, donde insistieron en que 'mantenerlo como hijo predilecto solo daría una mala imagen de A Coruña'.

En vez de impulsar la economía y la cultura local, aseguró la concejala Ermitas Valencia, las cajas 'se dedicaron a especular con el ladrillo', lo que contribuiría posteriormente a que el Gobierno tuviese que solicitar un rescate bancario. 'Tal y como en 2006 el Concello se hacía eco del apoyo popular y de la supuesta buena gestión de quien era el cabeza visible de Caixa Galicia, el Concello tiene que hacerse eco del malestar de la ciudadanía y de la mala gestión de Méndez al frente de la entidad', añadió la edil nacionalista. 'No olvidemos que, en parte, el exdirector contribuyó a alimentar la crisis con el agujero inmobiliario de Caixa Galicia'. 

El portavoz del BNG, Xosé Manuel Carril, también le acusó de 'colocar a sus hijos en los puestos directivos más altos de la caja' y del cobro de indemnizaciones millonarias 'cuando la entidad ya había recibido ingentes ayudas públicas y estaba sufriendo la crisis económica'. Por ello, los nacionalistas, avergonzados del hijo predilecto de A Coruña, llevarán al pleno ordinario de julio unha moción en la que pedirán la retirada del título, al igual que hicieron con el fundador de la Legión.

'El precio que pagó la antigua Caixa Galicia para poder decirle adiós a quien durante 29 años ocupó la dirección general fue un retiro de 16,5 millones de euros', concluyó Carril, quien calificó la indemnización y el plan de pensiones como 'los más altos recibidos por un alto cargo de una caja del Estado español'.