Público
Público

Unas bodegas de Castilla y León acaparan las trufas subastadas en Madrid Fusión por 10.600 euros

EFE

El restaurante vallisoletano "Cepa 21", propiedad de la bodega del mismo nombre, ha conseguido la trufa blanca subastada hoy en Madrid Fusión a beneficio de la Fundación Luis Granella por 8.600 euros, mientras que la trufa negra fue adjudicada por 2.000 euros al bodeguero Alejandro Fernández.

Un año más, Madrid Fusión ha acogido la subasta de la trufas blanca y negra, uno de las citas ineludibles de la cumbre y que en esta ocasión contó con la emoción de una puja reñida y elevada.

La trufa blanca, cedida por la región italiana d'Asti, partió con un precio de salida de 2.500 euros hasta alcanzar los 8.600 euros finales con los que el vallisoletano Javier Moro propietario del restaurante "Cepa 21" se la adjudicó para ofrecer con ella un menú degustación en su local .

"He venido exclusivamente para llevarme la trufa blanca", dijo ya con ella en sus manos Moro, quien confesó que pensaba comprarla más barata.

La trufa negra, con un precio de salida más barato que la blanca, 500 euros, y cedida por la diputación de Soria, fue adjudicada al también bodeguero vallisoletano Alejandro Fernández al precio de 2.000 euros.

El total de la recaudación de la subasta, 10.600 euros, se destinará a los proyectos de rehabilitación laboral de mujeres discapacitadas a través de la Fundación Luis Granella.

Este protagonismo castellanoleonés se produce en un día en el que 25 cocineros de Valladolid han preparado cerca de 26.000 tapas para los 4.000 visitantes de Madrid Fusión.

El presidente de la Asociación Profesional de Hosteleros de Valladolid, José Ramón García, asegura que esta participación en Madrid Fusión es una apuesta más por la gastronomía como "vehículo de promoción" de esta ciudad que cada vez evoluciona más en el mundo culinaria.

Más noticias de Política y Sociedad