Público
Público

Boeing logra un acuerdo para terminar una huelga de 53 días

Reuters

Boeing y su principal sindicato han alcanzado un acuerdo provisional para poner fin a la huelga más larga de los últimos 13 años y detener las pérdidas de ingresos estimadas en 100 millones de dólares diarios.

Si el acuerdo es ratificado en los próximos días por los miembros de la Asociación Internacional de Maquinistas y Trabajadores Aeroespaciales (IAM, por su sigla en inglés), pondrá fin a 53 días de huelga en el fabricante estadounidense de aviones, la mayor en la historia reciente, y reabrirá las factorías del área de Seattle, cerradas desde el 6 de septiembre.

En el cuarto intento, y con la ayuda de un mediador federal, el sindicato que representa a 27.000 trabajadores de la línea de ensamblado informó el lunes por la noche de que había alcanzado un acuerdo de cuatro años con Boeing que les da un aumento del 15 por ciento del salario en ese periodo y mayores posibilidades de limitar las contrataciones externas.

La noticia representa un alivio para las firmas aeroespaciales de todo el mundo, parte de una red de proveedores cada vez más globalizada que ha sido fuente de disputas sobre la continuidad laboral entre Boeing y los empleados en el área de Seattle.

"Ganamos la batalla y logramos ganancias significativas" sobre seguridad de los empleos, dijo IAM, mientras que la compañía afirmó que ha "retenido la flexibilidad necesaria" para gestionar su negocio.

Las contrataciones externas se habían convertido en el punto más polémico entre ambos en los últimos años, ya que Boeing ha desplazado la mayor parte de la producción del nuevo 787 Dreamliner al exterior, dejando el ensamblaje para las factorías del área de Seattle.

El fabricante de aviones estaba perdiendo unos 100 millones de ingresos diarios, según estimaciones de los analistas de Wall Street, mientras que los empleados pierden su beneficios médicos tras un mes de paro y solo recibían 150 dólares semanales del sindicato.

Boeing afrontará ahora negociaciones con la Sociedad de Empleados Profesionales de Ingeniería (SPEEA, por su sigla en inglés), que representa a 20.000 trabajadores de ingeniería. SPEEA publicó en su sitio de Internet que las negociaciones comenzarían el miércoles.

Boeing, que tiene sede en Chicago, informó la semana pasada de una caída de un 38 por ciento en sus ganancias trimestrales principalmente a causa de la huelga de maquinistas y mantuvo su panorama financiero hasta que la disputa fuera solucionada.

Una vez que termine la huelga, también se espera que Boeing brinde una actualización de las novedades del 787 Dreamliner, que podría incluir nuevas demoras al programa, que ya tiene un retraso de 16 meses.

Más noticias de Política y Sociedad