Público
Público

La bolsa baja el 2,55 por ciento y cierra en un nuevo mínimo anual, al nivel de febrero de 2006

EFE

La bolsa española perdió hoy el 2,55 por ciento y bajó hasta un nuevo mínimo anual, 11.151,60 puntos, afectada por el impacto de la suspensión de pagos de Martinsa-Fadesa en los bancos y constructoras y el empeoramiento de las perspectivas económicas en Europa y EEUU.

El principal indicador del mercado nacional, el Ibex-35, del que sólo subieron tres valores, cayó 291,40 puntos (el 2,55 por ciento), para cerrar en 11.151,60 puntos, con lo que se sitúa en niveles similares a los de principios de febrero de 2006.

Por su parte, el índice general de la Bolsa de Madrid cedió el 2,57 por ciento; el Ibex Small Caps, el 3,56 por ciento, y el Ibex Medium, el 3,05 por ciento.

La bolsa española comenzó la sesión con pérdidas cercanas al 2 por ciento, perjudicada por la caída de los bancos y constructoras después de que Martinsa-Fadesa anunciara anoche que iba a presentar un concurso voluntario de acreedores.

También influía el mal comportamiento del sector financiero en la sesión anterior en Wall Street, que había bajado el 0,41 por ciento, y el retroceso de las plazas europeas.

La rebaja de la previsión de crecimiento francesa para este año y la caída de la confianza de los inversores germanos -índice ZEW-, unido al aumento del barril de petróleo Brent a 145,5 dólares, que influyó en la revalorización del euro hasta el máximo histórico de 1,6038 dólares aumento la caída de la bolsa.

De esta manera, poco después del mediodía el mercado bajaba cerca del 4,5 por ciento y perdía el nivel de 11.000 puntos.

Con las "dificultades" que atraviesa la economía estadounidense, según el presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, con el aumento del 1,8 por ciento del índice de precios a la producción estadounidense y el leve crecimiento de las ventas minoristas, el 0,1 por ciento, en junio, Wall Street abrió con pérdidas cuantiosas.

Su caída, forzada también por el sector financiero y que superó el 2 por ciento, consiguió que la bolsa española volviera a perder momentáneamente el nivel de 11.000 puntos.

Sin embargo, gracias al leve aumento de los inventarios empresariales en mayo, el 0,3 por ciento, a los resultados de Johnson and Johnson y a la bajada del precio del petróleo en 9 dólares, hasta 135 dólares ante el empeoramiento del panorama económico estadounidense, favorecieron la depreciación del euro, que el mercado neoyorquino redujera su caída y también la bolsa española.

De los grandes valores, Iberdrola cedió el 3,67 por ciento; BBVA, el 2,97 por ciento; Repsol, el 2,61 por ciento; Banco Santander, el 2,49 por ciento; y Telefónica, el 1,28 por ciento.

Sacyr lideró las pérdidas del Ibex con una bajada del 8,37 por ciento; Ferrovial cedió el 7,37 por ciento; Banco Popular, por los préstamos dados al "ladrillo", el 5,63 por ciento y Bolsas y Mercados Españoles, el 5,53 por ciento.

Cuatro valores bajaron entre el 4 y el 5 por ciento (Bankinter, Inditex, a pesar de anunciar que aumentará su dividendo; Cintra y Acciona), en tanto que siete empresas perdieron entre el 3 y 4 por ciento (ACS; FCC; Iberdrola; Endesa; Iberdrola Renovables; Abertis, y Acerinox).

Más noticias de Política y Sociedad