Público
Público

La bolsa baja el 0,87 por ciento por el paro estadounidense y nuevos récords del petróleo y del euro

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La bolsa española bajó hoy el 0,87 por ciento y cerró por debajo de 12.700 puntos, afectada por el aumento del paro estadounidense y los máximos históricos del euro (1,54 dólares) y del barril de petróleo Brent (103 dólares).

El índice de referencia del mercado nacional, el Ibex-35, bajó 112 puntos, el 0,87 por ciento, y acabó la sesión en 12.691,30 puntos. En la semana baja el 3,64 por ciento.

Por su parte, el índice general de la Bolsa de Madrid cayó el 0,86 por ciento; el Ibex Small Caps, el 1,66 por ciento, y el Ibex Medium, el 0,91 por ciento.

En Europa, con el euro en 1,54 dólares, Milán perdió el 1,95 por ciento; París, el 1,26 por ciento; Fráncfort, el 1,17 por ciento, y Londres, el 1,15 por ciento.

La bolsa española empezó la sesión con pérdidas considerables debido a la caída del 1,75 por ciento de Wall Street en la sesión anterior por los problemas del sector financiero y la bajada del 3,3 por ciento de Tokio esta madrugada, después de que el Banco de Japón mantuviera los tipos de interés en el 0,5 por ciento.

El mercado nacional cedía más el 1 por ciento y bajaba hasta 12.650 puntos, al igual que la plazas europeas, que también padecían por la revalorización del euro y del barril de petróleo Brent, que comenzaban el día en máximos históricos, en 1,54 y 103 dólares, respectivamente.

Pese a todo, y con la colaboración de la subida del 1,8 por ciento de la producción industrial alemana en enero, la bolsa iba reduciendo su caída.

Antes de conocerse los datos de empleo estadounidenses, el mercado estuvo a punto de abandonar las pérdidas, pero la destrucción de 63.000 puestos de trabajo en febrero hizo que la bolsa pasara del nivel de 12.800 a 12.600 puntos.

El mercado esperaba que se crearan 23.000 empleos y no le importó que la tasa de paro bajara una décima, hasta el 4,8 por ciento, con lo que Wall Street abrió con pérdidas y el mercado nacional, con un caída cercana al 2 por ciento, descendía de 12.600 puntos.

La debilidad de la economía estadounidense, reflejada en los datos de empleo, llevaba al euro hasta el máximo histórico de 1,545 dólares y no impedía que el petróleo alcanzara otro récord en 103,13 dólares.

Al final de la sesión Wall Street reducía sus pérdidas, y hasta llegaba a registrar ganancias momentáneamente, lo que permitía a los mercados europeos aminorar su caída.

Todos los grandes valores bajaron: Repsol cedió el 1,42 por ciento, pese a un informe favorable; BBVA, el 1,15 por ciento; Banco Santander, el 1,14 por ciento; Telefónica, el 0,81 por ciento, e Iberdrola, el 0,6 por ciento.

La mayor caída del Ibex correspondió a Bolsas y Mercados Españoles, el 3,69 por ciento; Ferrovial, el 3,5 por ciento; Gas Natural, el 3,2 por ciento; Cintra, el 2,56 por ciento, y Mapfre, que celebra su junta este fin de semana, el 2,39 por ciento.

Iberia lideró las ganancias del Ibex y se coló entre las empresas eléctricas y de energías alternativas con una subida del 3,04 por ciento, mientras que Iberdrola Renovables avanzó el 2,64 por ciento; Gamesa, el 1,59 por ciento, y Unión Fenosa, el 1,13 por ciento.

En el mercado continuo destacó la caída del 9,83 por ciento de AISA, mientras que Vueling lideró las ganancias con un avance del 6,48 por ciento tras publicar datos de ocupación de sus vuelos.

La rentabilidad de la deuda española a largo plazo bajaba cuatro centésimas y se situaba en el 4,04 por ciento.

El efectivo negociado en el mercado continuo se situó en 4.609 millones, de los que algo menos de 400 millones procedieron de operaciones pactadas entre inversores institucionales.