Público
Público

Las bolsas se contagian del optimismo

El Ibex 35 marca otro máximo anual y toca los 12.000 puntos al ritmo de la subida de Wall Street

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las bolsas mundiales se sumaron ayer a la mejora de las expectativas económicas y marcaron nuevos máximos anuales en varios de los índices más representativos, incluyendo las principales referencias de Estados Unidos. El Ibex 35, el principal índice de la bolsa española, recuperó ayer durante un rato el nivel de los 12.000 puntos, una cota que llevaba atacando desde el pasado 28 de septiembre, aunque al final cerró en 11.986 puntos. En cualquier caso, es su nivel más alto de 2009, ha subido un 75% desde sus mínimos de marzo y las ganancias acumuladas desde principios de año superan el 30%, la mayor recuperación de la bolsa europea.

El rally alcista que mantiene el Ibex es, tal vez, uno de los más destacados de las economía del primer mundo, pero no el único. La situación se repite en todos los índices europeos y estadounidenses. Aunque son los países emergentes de Asia y Suramérica, (sobre todo Brasil) los que lideran la recuperación bursátil y eso también se nota en el Ibex. 'El índice español está reflejando que las empresas más fuertes, los blue chips, están consiguiendo más de la mitad de sus beneficios fuera de España', explica Oscar Germade, analista de Cortal Consors.

Los resultados empresariales apuntalan el tirón de los mercados

Está claro que tanto Telefónica como Repsol, y también Santander y BBVA han apoyado la subida gracias a la buena evolución de sus negocios internacionales.

Allí es donde comenzaron a sentarse las bases de este nuevo rally. Brasil y sobre todo las economías asiáticas llevan meses anunciando que sus economías han vuelto a crecer. La recuperación en Estados Unidos y Europa (que el viernes se anunció ha salido de la recesión) vinieron después. Y ayer mismo, Japón sorprendía al mundo al anunciar un incremento interanual de su PIB del 4,8%. El dato es ya de por sí atractivo, pero lo es mucho más cuando llega acompañado de una ligera recuperación del consumo. Porque esa es otra de las claves a las que los mercados no quitan ojo.

La mejoría de los índices europeos y estadounidenses se consolidó ayer al conocerse la noticia de la evolución del consumo minorista en Estados Unidos durante el mes de octubre. El dato fue mucho mejor de lo esperado por los analistas y eso que ya han desaparecido los estímulos del Plan Renove para los vehículos americanos. 'Sólo si se pierde el miedo en los hogares y vuelven a consumir se podrá sustentar la recuperación, que están apuntando los datos macroeconómicos', asegura Ignacio Cantos, director de Renta Variable de Atlas Capital. Porque, si algo ha paralizado a los mercados, ha sido el miedo.

La mejoría del consumo en EEUU consolida los avances

Nadie duda de que detrás de la recuperación económica está la mano de papá Estado. Por eso, sólo el atisbo de que las ayudas pudieran desaparecer asustó a los inversores. Ocurrió hace unas semanas cuando Australia subió tipos y el Banco Central Europeo apuntó que había que pensar en la retirada de los estímulos. Lo que en un principio podía ser motivo de alegría (se acaba la crisis) fue la principal causa de caída en los mercados. 'Nadie cree que la situación sea tan buena como para que la economía pueda seguir recuperándose sin respiración asistida', aseguraban todos los expertos.

La dudas fueron tan fuertes que las bolsas casi se olvidaron de reaccionar ante la tanda de resultados empresariales. 'Han sido mucho mejores de lo que esperaban los analistas y las bolsas apenas lo han registrado', asegura Oscar Germade. Las autoridades financieras, esta vez han estado más avispadas que en otros momentos de la crisis y han salido al quite antes de que hubiera más desgracias. La Reserva Federal estadounidense y los bancos centrales europeos levantaron la voz para decir que las ayudas continúan. En la misma línea se manifestaron el fin de semana los principales líderes del mundo asiático. 'Con estas bases también subirán las bolsas. Si hacemos medias históricas, el Ibex debería estar en 16.000 puntos', explica Manuel Romera, experto en mercados financieros del Instituto de Empresa. A pie de mercado hay más cautela y se espera una evolución alcista pero más pausada. 'El Ibex puede llegar hasta los 12.470, antes de un ajuste', dice Germade.

Los buenos beneficios empresariales que se esperan para el cuarto trimestre y la estabilidad de tipos de interés, serán la clave para seguir escalando. 'Sólo algún evento geopolítico inesperado o un cambio político podría romper esta tendencia', apunta Ignacio Cantos.

Más noticias en Política y Sociedad