Público
Público

Las bombas de insulina superarían a las inyecciones; informe

Reuters

Las bombas que liberaninsulina según las necesidades del organismo serían másefectivas que las inyecciones de insulina para ayudar a laspersonas con diabetes tipo 1 a controlar el azúcar en lasangre, concluyó una revisión de 23 estudios comparativos.

Pero el análisis no aportó evidencias del riesgo de sufrircomplicaciones y los costos de ambos enfoques para el manejo dela diabetes.

En las personas con diabetes tipo 1, llamada diabetesjuvenil aunque afecta a personas de cualquier edad, elorganismo no puede producir insulina. Por lo tanto, debencontrolar con cuidado el nivel del azúcar en la sangre yaplicarse inyecciones de insulina según sea necesario.

También pueden usar una bomba de insulina, que se colocafuera del cuerpo y libera la sustancia de manera subcutánea enla zona abdominal.

Algunos expertos opinan que la bomba es mejor que lasinyecciones porque elimina la necesidad de que la persona tengaque inyectarse varias veces por día y, además, "imita mejor" elfuncionamiento normal del páncreas, que produce la insulina,explicó el equipo de la doctora Marie L. Misso.

Para comparar ambos tratamientos, los investigadores delAustralasian Cochrane Center, en la Monash University, Clayton,Australia, identificaron 23 estudios sobre un total de 976personas con diabetes tipo 1 que, al azar, usaron inyecciones ola bomba de insulina.

Los usuarios de la bomba tuvieron niveles de hemoglobinaA1c significativamente más bajos que los usuarios de lasinyecciones, es decir, un mejor control del azúcar en la sangreen el largo plazo.

Aparentemente, no hubo diferencias en cuanto al riesgo desufrir una reducción no grave del nivel de azúcar en sangre, ohipoglucemia, que ocurre cuando una persona toma demasiadainsulina. Pero los usuarios de la bomba tuvieron menos riesgode sufrir ese problema.

Los resultados aparecieron publicados en la última ediciónde The Cochrane Library, de Cochrane Collaboration, unaorganización internacional que evalúa las investigacionesmédicas.

FUENTE: The Cochrane Library, del 2010

Más noticias de Política y Sociedad