Público
Público

Bono afirma que es indigno y un desprestigio hacer "mercancía electoral" de los inmigrantes

EFE

El presidente del Congreso, José Bono, ha dicho hoy que es indigno y un desprestigio hacer "mercancía electoral" de los inmigrantes "cortando y pegando" según "convenga en el discurso electoral de cada momento", y ha precisado que hay ejemplos de ello no sólo en el PP sino en toda la geografía.

En declaraciones a la SER recogidas por Efe, Bono ha respondido así al ser preguntado por si el presidente del PP, Mariano Rajoy, está movido por el interés electoral después de que ayer planteara que no haga falta empadronarse para acceder a los servicios básicos, sino que la sanidad y la educación se presten a cualquier ser humano.

Bono ha señalado que "algunos estamos en política no a cualquier precio, no para ganar de cualquier manera, sino para defender algunos principios aunque no coincidan con las encuestas".

En este sentido, ha señalado que si él tiene que ser presidente de Castilla la Mancha, por ejemplo, para negar el derecho a la educación o la sanidad de un niño cuyos padres no tienen una estancia legal en España, prefiere no ser presidente.

Ha recordado que en el año 2000 dijo que no se podía exigir el carné de identidad a los niños cuyos padres no tuvieran estancia legal en España, y que tuvieran la necesidad de ir a la escuela o ser atendidos en los servicios sanitarios, y por ello le llamaron "miserable" y le dijeron que aquello era "papeles para todos".

Sin embargo, a juicio de Bono, aquello era "dignidad para todos y sin esa dignidad no merece la pena estar en política".

Por ello, Bono ha calificado de indigno el hecho de utilizar este tema para ganar votos: "Todos estamos cortados por patrones más o menos generales y tenemos ganas de ganar las elecciones y hacemos lo que creemos adecuado pero no podemos perder los principios".

Ha añadido que al final hemos de ser juzgados por lo que hacemos, y "frente a la desgracia de quien deja su patria y sus raíces y se va a buscar la vida en otros sitios, que nosotros hagamos mercancía electoral cortando y pegando según nos convenga es sencillamente indigno, además de un desprestigio para quien lo hace y en definitiva para los políticos".

Esta mañana, en declaraciones a los medios de comunicación durante el homenaje a los abogados laboralistas asesinados en la calle Atocha hace 33 años, Bono ha señalado que "los derechos humanos están por encima de los procesos electorales, aunque a veces no lo parece".

Bono ha añadido que "las declaraciones no hay que hacerlas al peso y mucho menos al peso en la báscula electoral".

"Los ciudadanos del planeta -ha subrayado- tienen derechos, con independencia de su raza, su religión y lugar de nacimiento, y lo que no es posible es atacar un día a aquellos que reconocen estos derechos y al día siguiente defender la posición contraria".

Preguntado por unas recientes declaraciones del ex presidente del Gobierno José María Aznar en las que auguraba cinco millones de parados este año, Bono les ha concedido escasa credibilidad y ha recordado que Aznar dijo "mentiras tan graves" como que "en su época no hubo ningún soldado en Irak".

Bono ha añadido que espera que las demás afirmaciones que haya hecho "tengan más contenido de verdad".

Sobre este asunto, Bono ha dicho en la SER que Aznar le merece su respeto, pero más respeto le merece la verdad y ha puntualizado que da "fe que no es verdad" que no hubiera ningún soldado en Irak durante su mandato como presidente del Gobierno de España.

Ha señalado que el fue enviado por Rodríguez Zapatero, cuando era ministro de Defensa, a Irak para traer a los 1.200 soldados que Aznar había mandado allí.

Más noticias de Política y Sociedad