Público
Público

Un boquete en el fuselaje obliga a un Boeing con 350 pasajeros a aterrizar en Manila

EFE

Un Boeing 747 de la aerolínea Qantas con 350 pasajeros a bordo realizó hoy un aterrizaje imprevisto en Manila dos horas después de que despegara de Hong Kong en dirección Melbourne, debido a un boquete en el fuselaje que causó la descompresión en la cabina.

El piloto descendió el avión desde los 30.000 a los 10.000 pies (9.150-3.050 metros) de altura, en un maniobra que hizo saltar las mascarillas de aire de los asientos, con el consiguiente susto de los pasajeros.

El aparato, con una tripulación de 16 personas, aterrizó sin problemas en la capital filipinas y los operarios del aeropuerto descubrieron un gran agujero en el lado derecho del avión, junto al ala.

Más noticias de Política y Sociedad