Público
Público

El BPI considera que es posible controlar la inflación de la zona del euro

EFE

El Banco de Pagos Internacionales (BPI) destacó hoy que "las cifras de inflación de la zona del euro fueron un poco más altas de lo esperado pero que la inflación en el área es un problema que se puede controlar".

En la rueda de prensa tras la Asamblea General Anual en la sede de la institución en Basilea, el director del BPI, Malcolm Knight dijo que el aumento de los precios del área euro "refleja un fuerte encarecimiento del petróleo y de algunos alimentos".

Según el indicador adelantado que hoy publicó la oficina estadística comunitaria Eurostat, la inflación subió en junio tres décimas hasta el 4 por ciento, respecto al mes anterior.

El incremento de los precios duplica el objetivo del Banco Central Europeo (BCE), que es una tasa cercana pero siempre por debajo del 2 por ciento.

El director del general del BPI aseguró que la tasa de inflación de los países que comparten el euro se graduará y estabilizará a un nivel alto.

Knight destacó también que "el BCE ha dejado muy claro su intención de mantener su objetivo de inflación".

Los mercados financieros ya han descontado que el BCE va a subir el jueves el precio del dinero para la zona del euro, que está en el 4 por ciento, en 25 puntos básicos.

El presidente del BCE, Jean-Claude Trichet, ha dicho en varias ocasiones en las últimas semanas que el consejo de gobierno de la entidad considerará "en su próxima reunión subir los tipos de interés" de forma moderada para la zona del euro con el fin de asegurar la estabilidad de precios.

"Los bancos centrales afrontan su mayor reto en años" y deberán vigilar la inflación muy de cerca en los próximos meses, según el BPI, que al mismo tiempo observa una desaceleración del crecimiento económico, sobre todo en EEUU y en Europa, por el encarecimiento del crudo y el endurecimiento de las condiciones crediticias en un contexto de convulsión financiera.

En este sentido, Knight consideró que "no hay más remedio que actuar con firmeza para hacer frente al peligro de un incremento de las expectativas de inflación", lo que significa posibles subidas de los tipos de interés también en otras áreas económicas.

El BPI advirtió de la especulación en los mercados del petróleo al considerar que "desde comienzos de abril el precio del crudo ha subido mucho más rápido que el de otras materias primas, lo que indica la utilización del mercado del petróleo como canal para especular sobre un aumento de precios más generalizado".

La institución financiera pronostica que el repunte de la inflación general en los países industriales será transitorio y que remitirá en 2009.

El director general del BPI alabó la actuación de los principales bancos centrales del mundo para mantener la robustez del sistema financiero en unas condiciones tan difíciles de convulsión.

La Reserva Federal estadounidense, al igual que el BCE y otras entidades monetarias, han inyectado liquidez adicional y para horizontes más largos en el sistema dadas las fuertes tensiones en los mercados de dinero.

Además, los bancos centrales han aceptado una gama de garantías mucho más amplia (títulos difíciles de valorar y no líquidos) y han proporcionado facilidades de crédito a una mayor variedad de instituciones.

"La disposición de los principales bancos centrales a actuar de manera conjunta para inyectar liquidez en los mercados financieros ha ayudado a evitar un empeoramiento de la situación", dijo Knight

No obstante, el BPI advierte de que el diferencial entre las tasas de interés oficiales y el libor a tres meses sigue siendo muy amplio, lo que refleja que se mantienen las tensiones.

Además, el BPI hizo hincapié en que no debería dejarse que las inyecciones de liquidez adicionales reemplacen de manera permanente a los mecanismos del mercado ya que tarde o temprano los activos se deberán negociar en los mercados y no aparcar en los bancos centrales.

Más noticias de Política y Sociedad