Público
Público

British Airways pide a sus empleados que trabajen un mes sin cobrar

La empresa realiza la petición a más de 30.000 trabajadores y pone como ejemplo a su presidente, que renunciará a su nómina de 72.000 euros correspondiente al mes de julio

EFE

Se ha dicho hasta la saciedad que la crisis económica la están pagando los trabajadores. Pero hasta ahora esa idea no se había visualizado de forma tan clara: British Airways (BA) ha pedido a sus empleados que renuncien a parte de su sueldo para ayudar a la aerolínea a superar el grave bache financiero que atraviesa desde hace meses.

La empresa realizó la petición a través del correo electrónico y la envió a más de 30.000 trabajadores de BA en el Reino Unido, a los que pide que renuncien voluntariamente a entre una semana y un mes de sueldo, según informó este martes la BBC.

Un portavoz de la compañía confirmó el envío de los correos electrónicos y recordó que la idea inicial fue lanzada el mes pasado, con la idea de que los trabajadores accedieran a tomarse una baja sin sueldo para reducir la carga salarial.

La propuesta fue respondida con más de 1.000 solicitudes para tomarse esa baja, aunque ahora British Airways va más allá y sugiere que los empleados renuncien al sueldo pero no al trabajo.

Como ejemplo se puso al presidente de la aerolínea, Willie Walsh, que no cobrará su salario de 61.000 libras (100.660 dólares o 72.700 euros) correspondiente al mes de julio.

Cada esfuerzo cuenta para "ayudar a la empresa en su plan de supervivencia", dijo Walsh al anunciar el recorte de su millonario sueldo en medio de las difíciles negociaciones que mantienen la dirección de BA y los sindicatos sobre el futuro de la compañía.

Está previsto que este miércoles se pueda anunciar un acuerdo sobre salarios y productividad que permita la viabilidad de BA.

A principios de este mes, Walsh advirtió de que la aerolínea "está en una lucha por su supervivencia" en lo que calificó como "la crisis más seria" del sector aeronáutico.

En una publicación interna de BA, Walsh indicó que "ha habido un cambio significativo en la actitud de los consumidores, con la gente que quiere más y paga menos", y auguró que "las cosas empeorarán", porque "todavía" no se ha tocado fondo.

El presidente de BA expresó su deseo de que de las conversaciones con los sindicatos salga un compromiso que permita adoptar "un cambio permanente" de mentalidad empresarial y garantizar su "supervivencia a largo plazo".

Las posiciones están lejanas, sobre todo entre la empresa y los pilotos y el personal de cabina, que no quieren renunciar, ni siquiera temporalmente, a una serie de beneficios laborales porque temen que la empresa no se los devuelva una vez superada la crisis.

BA anunció en mayo pérdidas antes de impuestos durante el último año financiero (de abril a marzo) por valor de 401 millones de dólares, una cifra sin precedentes que contrasta con los 922 millones de libras que había ganado en el ejercicio anterior.

Más noticias de Política y Sociedad