Público
Público

Brook y un espectáculo de Pina Bausch, estrellas de la temporada del Barbican londinense

EFE

Un espectáculo sobre la intolerancia, del veterano director de teatro británico Peter Brook, y una famosa coreografía de la alemana Pina Bausch figuran entre las producciones más destacables que ofrece el Barbican londinense esta temporada.

Brook trae a Londres en febrero su última creación, titulada en inglés "11 and 12" (Once y Doce), que explora un conflicto extraordinario en un país de África occidental bajo la ocupación francesa.

Muestra cómo una absurda disputa en torno a si hay que recitar once o doce veces seguidas una cierta oración conduce de modo inexorable al odio y a da lugar a masacres.

"Es una obra sobre los peligros de la intolerancia religiosa, sobre cómo los políticos a veces explotan la religión para inflamar los espíritus de la gente y tiene, por todo lo que estamos viendo, una gran actualidad", explica a Efe Louise Jeffreys, directora de la sección de teatro y eventos especiales del Barbican.

Las producciones de ese gran hombre del teatro que es Peter Brook han llegado ya en anteriores ocasiones al Barbican, donde ha podido admirarse títulos como "Sizwe Banzi is Dead", "El Gran Inquisidor" o "Tierno Bokar".

Otro de los espectáculos más notables de la temporada será el del Tanztheater de Wuppertal que tiene programado en abril una de las coreografías más famosas de la fallecida Pina Bausch: "Kontakthof".

El "Kontakthof" original pudo ya verse en este centro de arte londinense en 2002, pero ahora vuelve en una versión doble, ya que la interpretarán dos grupos muy diversos: uno de adolescentes y otro de personas mayores sin que se trate de profesionales en ninguno de los dos casos.

"Es una experiencia fascinante -afirma Jeffreys-, en el caso de los mayores, resulta algo muy emocional y nostálgico, como si se reflejase en su interpretación el pesar por todas las oportunidades perdidas, mientras que cuando actúan los jóvenes domina la esperanza, las expectativas".

Hablando de aficionados, la responsable teatral del Barbican señala a Efe un espectáculo muy distinto, la llamada "Trilogy" (Trilogía), de la joven británica Nic Green, premiado en el último festival alternativo Fringe, de Edimburgo, y que viene este mes a Londres.

"Trilogy" es un espectáculo en torno al feminismo, investiga la relación que las mujeres tienen con su propio cuerpo y es en cierto modo una respuesta, muchos años después, al debate sobre la emancipación femenina que tuvo lugar en 1971 en Nueva York entre el novelista Norman Mailer y un grupo de apasionadas feministas, entre ellas Germaine Greer.

El espectáculo, auténtico ditirambo a la mujer, incluye una danza de mujeres desnudas en la que se invita siempre a participar a voluntarias de la ciudad donde se representa, y a la que hasta ahora se han presentado aquí cerca de ciento setenta solicitudes, muy por encima de las expectativas más optimistas.

Quien no actuará desnuda, aunque así aparezca como gancho en el programa del Barbican, es la joven española Úrsula Martínez, autora teatral, "performer" y estrella de cabaret, que vuelve al Barbican, donde antes presentó su espectáculo autobiográfico "Me Me Me" en el 2006 y otro titulado "Office Space", al año siguiente.

Su nuevo espectáculo, con la autora como única protagonista, se titula "My Stories, Your Emails", y se inspira en los correos electrónicos que recibió Martínez de personas a las que no conocía después de que, sin su conocimiento, alguien que la había grabado mientras hacía un strip-tease como parte de un espectáculo burlesco, colgase las imágenes en internet.

Pero el programa de Bite (Barbican Internacional Theatre Events) no se agota ahí, sino que incluye, entre otros eventos teatrales o musicales, una nueva producción de "Macbeth", a cargo del conocido conjunto teatral "Cheek by Jowl".

Un concierto escenificado del alemán Heiner Goebbels titulado "I Went to the House But Did Not Enter", o una producción en polaco del poema en prosa "4.48 Psychosis", de la dramaturga británica Sarah Kane, que se suicidó con 28 años en 1999, formaqn parte también de la programación.

Más noticias