Público
Público

Brown y Obama se comprometen a luchar juntos contra la crisis

Ambos comparecen ante los medios después de reunirse dos horas en la residencia del primer ministro británico

Londres, reunión clave, por P

PÚBLICO.ES

Obama y Brown con sus respectivas mujeres en Downing Street. AFP

Tras reunirse esta mañana durante cerca de dos horas en Downing Street, Barack Obama y Gordon Brown han comparecido en rueda de prensa desde la residencia del primer ministro británico un día antes de la Cumbre del G-20.

El primer ministro británico comenzó su comparecencia dando la bienvenida a Barack Obama y afirmando que su aparición en el panorama político mundial "ha traido esperanza no solo a la población estadounidense sino a todos los ciudadanos del mundo. Gracias por su liderazgo, por su visión y por su esfuerzo en la carrera a la Casa Blanca. Sus primeros 70 días en la presidencia han cambiado ya América".

Tras resaltar las consecuencias "sin precedentes" de la crisis, Brown mostró su disposición a trabajar juntos para que el mundo no tarde otros "50 años en recuperarse como pasó tras la crisis del 29". Además avisó de que todos los Estados deben permanecer unidos para hacer frente a la crisis: "Problemas globales requieren soluciones globales", dijo Brown.

A continuación, enumeró los principales puntos que los jefes de estado tienen previsto desarrollar durante la reunión de mañana:

1.- Reestructurar el sistema financiero para que haya una reuceración real en los mercados.

2.- Apoyo económico a las familias y a los trabajadores para que puedan superar la crisis.

3.- Evitar cualquier tipo de proteccionismo.

4.- Apoyo a los países a los que más afecta la crisis.

5.- Revitalizar el cumplimiento de los Objetivos del Milenio para que los países en desarrollo puedan hacer frente a la crisis.

Para terminar, Brown insistió en el compromiso de ambos países en apoyar el desarrollo de las energías renovables "que conseguirá crear miles de puestos de trabajo". Asimismo, recalcó que todos los países se enfrentan a un serio problema y que deben permanecer juntos. "El mundo quiere estar unido y Estados Unidos y el Reino Unido se unirán para recuperar la esperanza de las familias, crear puestos de trabajo y recuperar la economía".

Ambos líderes también han estado discutiendo la anueva estrategia que EEUU presentó para Afganistán, haciendo hincapié en la necesidad de desarrollar una infraestructura diplomática que lleve la transición a Afganistán y su compromiso en conseguir que el proceso de paz entre israelíes y palestinos llegue a buen cauce.


Tras ceder la palabra a Barack Obama, el presidente estadounidense habló de los acuerdos históricos y de la relación que siempre ha existido entre su país y Reino Unido y que "deben seguir así". "Siempre hemos estado juntos en los buenos y los malos momentos y seguiremos juntos", dijo Obama.

El presidente de EEUU reconoció que esta crisis ha adquirido una dimensión humana que no se puede obviar, "no se equivoquen, esta es la peor crisis desde la Segunda Guerra Mundial", dijo, y pidió a los jefes de Estado asistentes a la cumbre luchar por recuperar la situación de las familias. En una clara alusión al presidente Sarkozy, avisó de que "está claro que cada país tiene sus propios intereses y que no podemos estar de acuerdo en todos los puntos del programa, pero tenemos que encontrar un equilibrio".

"Las cumbres no son visualmente interesantes. Los comunicados están redactados en un lenguaje árido. Por lo tanto, hay un gran deseo de inyectarle algo de drama", sostuvo, pero "guardo una gran confianza en que EEUU, como país igual a los demás, ayudará a liderar en estos tiempos difíciles".

"Nuestra meta es que cada país, de acuerdo con su mentalidad política y sus circunstancias económicas, haga lo necesario para que crezca la economía", añadió.

Obama mostró su convencimiento de que los líderes que se reunirán mañana en Londres "tomarán las decisiones adecuadas y sentarán las bases para que esta crisis no vuelva a ocurrir". Rechazó como Gordon Brown cualquier de proteccionismo estatal y avisó de que "la historia nos ha enseñado que cuando las naciones trabajan juntas el mundo avanza".

Por último, el presidente norteamericano también se refirió a Afganistán y habló de Al Qaeda. "Reino Unido y EEUU han sufrido los ataques de Al Qaeda y por eso debemos mostrarnos firmes para acabar con la amenaza que supone en Pakistán". Por eso se mostró confiado de que la nueva estrategia programada en Afganistán, que irá dirigida "al desarrollo del país y de la diplomacia para mejorar la seguridad de los civiles y entrenar a las fuerzas de seguridad afganas".

Ambos líderes discutieron también el programa de retirada de Irak, según las palabras de Obama.

Después del discurso de ambos líderes, vinieron las preguntas de los periodistas. Acerca de las acusaciones europeas de que la responsbilidad de la crisis yace en las prácticas del sistema financiero de EEUU, Obama replicó que está "menos interesado en echar culpas que en resolver el problema".

Además, el presidente de EEUU también se refirió a la reunión paraella que mantendrá con su homólogo ruso, Dimitri Medvédev. Dijo que no se pueden "obviar las diferencias con Rusia" pero haciendo gala de su positivismo dijo que hará hincapié en los objetivos comunes, como "la reducción de la amenaza nuclear".