Público
Público

Brown y Sarkozy llegan al estadio de fútbol para celebrar una cumbre bilateral

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El primer ministro británico, Gordon Brown, y el presidente francés, Nicolas Sarkozy, llegaron hoy al estadio de fútbol de los Emiratos, en Londres, donde mantendrán una cumbre bilateral en la que tratarán de inmigración, defensa y cooperación en energía nuclear.

Los dos líderes se desplazaron al campo del club de fútbol del Arsenal desde Downing Street, residencia oficial de Brown, donde mantuvieron conversaciones previas a la cumbre de esta tarde, en la que está previsto que participen también varios ministros.

En la cita de los Emiratos, Brown y Sarkozy almorzarán junto con algunos de sus colaboradores -está prevista además la presencia del entrenador del Arsenal, el francés Arsene Wenger- y debatirán sobre asuntos en los que buscan cooperar.

La agenda está centrada en cuestiones como la inmigración; la situación de seguridad en Afganistán; la defensa internacional, tanto en la OTAN como en Europa; la crisis financiera global y la energía nuclear.

Tras la reunión, está previsto que los dos líderes ofrezcan una rueda de prensa conjunta, en la que podrían anunciar un acuerdo de cooperación en materia de inmigración -ambos países podrían fletar vuelos conjuntos para el traslado de deportados- y sobre energía nuclear.

El Reino Unido tiene interés en aprovechar la experiencia técnica en ese tipo de energía de Francia -donde supone el 80 por ciento del total-, mientras que a algunas empresas francesas les interesa entrar en el mercado británico.

Mientras se celebra la cumbre, las esposas del primer ministro británico y del presidente francés, Sarah Brown y Carla Bruni, respectivamente, almorzarán juntas en el centro de Londres.

Sarah Brown ejercerá de anfitriona de Carla Bruni en un almuerzo en el palacete de Lancaster House, organizado para apoyar la labor de la ONG que patrocina, "The White Ribbon Alliance", dedicada a reducir la mortalidad de las mujeres en el parto.

Sarkozy y su esposa llegaron esta mañana a Londres procedentes del castillo real de Windsor, donde fueron huéspedes por una noche de la reina Isabel II y su marido, Felipe de Edimburgo.

En su discurso del miércoles ante las dos cámaras del Parlamento británico, Sarkozy destacó que las relaciones anglo-francesas vuelven a ser cordiales después de un periodo de dificultades por la oposición de su predecesor, Jacques Chirac, a la guerra de Irak.

Sarkozy, que sustituyó a Chirac el pasado mayo, es el primer presidente francés que hace una visita de Estado al Reino Unido en doce años.

Su estancia de dos días en este país concluye hoy con la entrega a la navegante británica Elle MacArthur de la condecoración de la Legión de Honor, en una ceremonia en el Old Royal Naval College de Greenwich (sur de Londres).