Público
Público

Brufau: "Esto no quedará impune"

El presidente de Repsol anuncia que la petrolera española tomará medidas y denuncia 'una campaña de hostigamiento' por parte del Gobierno argentino. Cifra en 8.000 millones de euros el valor de la participación d

PUBLICO.ES

Antonio Brufau, presidente de Repsol, compareció este martes ante la prensa en una multitudinaria rueda de prensa para valorar la nacionalización de su filial argentina YPF. Brufau aseguró que la decisión del Gobierno argentino 'no quedará impune' y reiteró que la compañía española tomará 'todas las medidas legales que estén a su alcance': anunció 'un amplio abanico de medidas legales por vía constitucional, administrativa, del mercado de valores, de carácter civil y mercantil y de resarcimiento por los daños causados' Dijo también que espera otros inversores hagan lo mismo. 

El directivo acusó al Ejecutivo argentino de 'menospreciar los derechos de los accionistas de Repsol' y dijo que, además, era una decisión discriminatoria pues la nacionalización del sector de hidrocarburos en Argentina 'sólo afecta a YPF y dentro de YPF sólo afecta a las acciones de Repsol'. Brufau afirmó que Repsol va a pedir 'un resarcimiento por los daños causados'.

El presidente de Repsol  cifra en 10.500 millones de dólares —unos 8.000 millones de euros— su participación del 57,4 % en la argentina YPF, en virtud de la Ley de Privatización y Estatutos de YPF. Brufau entiende que para llevar a cabo la expropiación del 50,1% de la compañía el Gobierno argentino 'debería lanzar una Oferta Pública de Acciones (OPA)'. 

En este caso, el criterio aplicable para determinar el precio por acción de YPF consistiría en multiplicar el PER (ratio por acción) máximo registrado por la compañía de los dos últimos años por el resultado neto por acción de los últimos doce meses.

El resultado de esta operación arrojaría un precio por cada acción de YPF en 46,55 dólares, lo que supondría valorar el total de la compañía en 18.300 millones de dólares (13.900 millones de euros). 'En Repsol no pagamos comisiones, somos los más competitivos. A lo mejor nos pasan factura por esto', lamentó Brufau, quien ha acusado al Gobierno de Argentina de manipular los datos de YPF en cuanto a reservas, inversiones o producción. 

Brufau se mostró molesto, muy molesto, con la decisión del Gobierno presidido por Cristina Fernández. Utilizó varios calificativos como 'ilegítimo', 'injustificable', 'inadmisible'  y denunció que esta decisión del Gobierno de Argentina viene de lejos, desde finales del mes de enero, fecha en la que empezó según Brufau 'una campaña interesada de hostigamiento y de filtraciones para hacer que el precio de las acciones de YPF descendiera'. 

El presidente de Repsol lamentó profundamente la situación y denunció que las verdaderas razones de Cristina Fernández para nacionalizar no son otras que 'tapar la crisis política y social que atraviesa Argentina' y el interés por el control de los nuevos yacimientos, en especial el de Vaca Muerta, uno de los mayores de recursos no convencionales del mundo. 

Brufau se afanó por desmontar los argumentos ofrecidos por el Gobierno argentino para justificar la nacionalización. Recurrió a gráficos, tablas y datos de todo tipo para demostrar que no es verdad que Repsol e YPF hayan dejado de invertir en Argentina. Justificó el alud de datos y explicaciones en que el Gobierno de Argentina 'es experto en la intoxicación'.

El presidente de Repsol, Antonio Brufau, denunció este martes que la expropiación de YPF 'no es nada más que una forma de tapar la crisis social y económica que afronta Argentina'.Brufau explicó que Argentina  sufre, entre otros problemas, una inflación desmesurada, una crisis del transporte y una crisis cambiaria que le hace ser muy poco competitivo. Por ello, afirmó que Cristina Fernández de Kirchner trata 'a través de esta crisis de levantar la bandera de la expropiación y buscar un responsable en YPF'.

Más noticias