Público
Público

Cae una banda de butroneros acusada de al menos 18 robos en toda España

EFE

La Guardia Civil ha desarticulado, con la detención de trece personas, una activa banda a la que se atribuyen al menos 18 robos mediante el método del butrón en diferentes localidades de España, la mayoría perpetrados en estancos.

Según ha informado hoy la Comandancia de la Guardia Civil,la organización criminal estaba formada por 9 personas de origen rumano que ejecutaban los robos con fuerza y 4 ciudadanos de origen chino que daban salida a la mercancía sustraída desde una tienda de alimentación en el distrito de Villaverde de Madrid.

La banda llevaba operando al menos dos años a razón de dos robos por semana, en ciudades como Soria, Barcelona, Jaén, Granada, Lérida, León, Oviedo y, sobre todo, en Málaga y Madrid.

La denominada operación "Boquete" comenzó el 19 de noviembre de 2010 tras un robo perpetrado en un estanco de Tres Cantos, en el que los ladrones lograron un botín de 42.000 euros tras acceder al mismo mediante un agujero practicado en la pared del garaje de la vivienda contigua.

Los investigadores determinaron que los autores volverían a actuar y montaron una vigilancia discreta en torno al establecimiento situado en la calle Comercio, así fue como diez días más tarde sorprendieron y detuvieron a tres miembros de la banda de origen rumano intentando hacer otro butrón.

Tras estos arrestos se identificó a la mayoría de los integrantes de la banda, cuyo "modus operandi" consistía en seleccionar el local donde iban a robar gracias a la información que proporcionaba uno de sus integrantes, que se encargaba de realizar la vigilancia en el establecimiento y comprobar sus medidas de seguridad.

Finalmente elegían un local al que se pudiese acceder desde un inmueble anexo mediante un butrón.

Mientras perpetraban el robo utilizaban inhibidores de frecuencia para neutralizar las alarmas, al tiempo que dos o tres miembros del grupo permanecían en el exterior vigilando.

Los detenidos tomaban fuertes medidas de seguridad, viajaban por rutas diferentes, con un vehículo propio y otro alquilado, y sólo se reunían momentos antes de cometer el robo en el lugar elegido.

Los atracos los realizaban en una noche, desplazándose desde Madrid a cualquier punto de la geografía española.

La banda "colocaba" la mercancía en una tienda de alimentación en el barrio de Villaverde, donde se blanqueaba el dinero.

Al registrar este local y un domicilio de los receptadores, así como el vehículo de los ahora detenidos, se descubrieron 211 cartones de tabaco y 5.475 cajetillas de distintas marcas, así como más de 50.000 euros en efectivo.

Parte del dinero se encontró entre cartones de tabaco y gominolas almacenadas en el interior de la tienda de alimentación regentada por los cuatro ciudadanos chinos.

La Guardia Civil practicó otros cinco registros domiciliarios en las localidades madrileñas de Torrejón de Ardoz y Alcorcón, y en Guadalajara, en los que se intervinieron más objetos procedentes de robos, como 662 perfumes de alta gama y numerosos productos de cosmética, ropa deportiva, ordenadores, cámaras de vídeo, cámaras de fotos, 3.500 euros y abundantes herramientas y objetos para cometer los robos.

Los otros integrantes rumanos de la banda fueron detenidos cuando estaban preparando su vehículo para marcharse de España con intención de seguir robando en Francia, Holanda o Alemania, según la Guardia Civil.

Los detenidos son nueve ciudadanos de origen rumano, dos de ellos mujeres acusadas de encubrir a los otros siete que ya han entrado en prisión, todos ellos con edades comprendidas entre los 22 y los 36 años y con numerosos antecedentes penales, y cuatro ciudadanos chinos de 42, 39, 25 y 19 años.

Las autoridades judiciales han decretado el ingreso en prisión de siete de los rumanos miembros de la banda, la incoación de dos expedientes de expulsión para dos ciudadanos chinos y el cierre de la tienda de alimentación.

Más noticias de Política y Sociedad