Público
Público

Cae una banda que falsificaba tarjetas

 

 

Ó. L. F.

Traían desde China la sofisticada maquinaria con la que daban aspecto legal a las tarjetas de crédito que falsificaban. Compraban a hackers asentados en Bielorrusia y Ucrania los datos que estos robaban en Internet para luego incluirlos en las bandas magnéticas y hacerlas operativas. Compraban con ellas artículos de lujo en las mejores tiendas de España, que luego revendían a la mitad de su precio. Mandaban a China el dinero que obtenían. Y, finalmente, sus estafas las sufrían las cuentas bancarias de ciudadanos de EEUU, Australia, Singapur...

La Policía ha detenido en Madrid, Barcelona y Bilbao a 14 integrantes, todos ellos de origen oriental, de una red internacional de falsificación de tarjetas que había perpetrado, al menos, 300 fraudes en los últimos cinco meses.

En el momento de su captura, los agentes del Grupo XX de la Unidad de Drogas y Crimen Organizado (UDYCO) de Madrid se incautaron de 262 tarjetas listas para ser usadas, pasaportes falsos y numerosos cosméticos de lujo, uno de los objetivos preferidos de sus compras fraudulentas.

Segun los investigadores, la banda, fuertemente jerarquizada, era dirigida por tres ciudadanos de nacionalidad malaya desde un piso del barrio de Vallecas (Madrid), aunque uno de ellos, apodado Michael, llevaba la voz cantante. De ellos dependían los falsificadores y los que acudían a los comercios a comprar. Estos, que cobraban 300 euros por cada día de trabajo, llegaron a estafar 18.000 euros con una única tarjeta en un solo día.

 

Más noticias de Política y Sociedad