Público
Público

Cafeína no está asociada a agravamiento de la incontinencia urinaria

Reuters

Por Andrew M. Seaman

Las mujeres con incontinenciaurinaria que habitualmente disfrutan de una taza de café o té nodeberían preocuparse de que la cafeína extra agrave suenfermedad.

De este modo, un nuevo estudio contradice la recomendaciónde que las mujeres con incontinencia urinaria no consumanbebidas o alimentos con cafeína.

"Si una mujer no quiere ingerir cafeína, puede hacerlo, perosegún nuestros resultados, las pacientes con incontinenciamoderada no deberían preocuparse", dijo Mary Townsend, autoraprincipal del Hospital de Brigham y las Mujeres, y de laFacultad de Medicina de Harvard, en Boston.

Aun así, los resultados no determinan si la cafeína tendríaun efecto más rápido al obligar a las bebedoras a orinarinmediatamente después de consumir un alimento cafeinado.

Para Townsend, existen ciertos motivos biológicos para queestas mujeres no ingieran cafeína, como que, por ejemplo,aumenta la producción de orina y la sensación de urgencia paraorinar.

El equipo analizó datos de unas 21.500 participantes de dosseguimientos prolongados de la salud de las enfermerasestadounidenses mediante encuestas desde los años 70 u 80.

Los autores seleccionaron a las mujeres con incontinenciamoderada (es decir, con pérdida de orina entre una y tres vecespor mes) entre las participantes consultadas en el 2002 o el2003.

Las mujeres respondieron cuánta cafeína ingerían en forma decafé, té, gaseosas o chocolate.

A los dos años, en una nueva encuesta, el 20 por ciento dijoque sus síntomas habían empeorado y que tenían episodios deincontinencia por lo menos una vez por semana, sin importarcuánta cafeína consumían.

El equipo no halló relación entre el aumento del consumo decafeína durante los años y el agravamiento de los síntomasurinarios, ya sea de incontinencia o de vejiga hiperactiva.

Las mujeres también pueden desarrollar incontinencia poresfuerzo o por rebosamiento, según explicó la doctora LarissaRodriguez, codirectora de la División de Urología Femenina,Cirugía Reconstructiva y Urodinamia de la Facultad de MedicinaDavid Geffen de la University of California, en Los Ángeles.

En cuanto a los tratamientos disponibles, Rodriguez, que noparticipó del estudio, señaló que los cambios conductuales, elcontrol del peso y ciertos ejercicios pueden ayudar. "Nocontamos con muchos fármacos efectivos, pero las cirugíasmínimamente invasivas pueden curar", dijo.

Los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos, quefinanciaron el estudio, estiman que la mayoría de las mujerespueden controlar el trastorno sin cirugía.

Townsend comentó que la mayoría de las participantes nisiquiera le había comentado al médico sobre la incontinencia.Además dijo que los resultados, publicados en la revistaObstetrics & Gynecology, deberían replicarse con otros estudiosporque podría ser que la cafeína agrave los síntomas urinariosen el largo plazo.

FUENTE: Obstetrics & Gynecology, online 23 de abril del 2012

Más noticias de Política y Sociedad