Público
Público

La Caixa augura una rebaja de la morosidad tras el verano

Gana 336 millones en el primer trimestre de 2011, un 33% menos al no tener extraordinarios

MIGUEL ALBA

La tasa de morosidad apura sus últimos momentos alcistas. Con un calendario menos detallado que el expuesto por el Santander el pasado jueves, que dibujó varios escenarios hasta el cambio de la curva en el segundo trimestre de 2012, La Caixa estima que se producirá una mejora de la mora a partir del verano. Desde la caja presidida por Isidro Fainé se sostiene que la tasa aún no ha tocado techo, pero tendrá unas subidas muy ligeras hasta el verano, cuando comenzará a evolucionar de forma positiva. Su morosidad se eleva hasta el 4,03% [6,2% de media en el sector] en este primer trimestre de 2011, periodo en el que La Caixa ganó 336 millones de euros, un 33% menos.

Este descenso se debe a la ausencia de extraordinarios. Así, en el primer trimestre de 2010 se registraron beneficios atípicos por 104 millones de euros que, posteriormente, se aplicaron a saneamientos extraordinarios. De esta manera, si se tienen en cuenta los resultados recurrentes, los ligados típicamente al negocio bancario, que descuenta esos extraordinarios sumados en 2010, la cifra de beneficio sería la misma, pero la bajada resultaría sensiblemente inferior, de sólo el 15%.

El grupo, que el jueves aprobó trasladar su actividad financiera a CaixaBank, ha aumentado su core capital en siete décimas, hasta situarse en un 9,3%, una cifra que le confiere una buena disposición para enfrentarse a los próximos test de estrés que examinarán a la banca europea. Este aumento de capital principal se ha debido a la aportación de actividades recurrentes del grupo (805 millones de euros) que ha permitido hacer frente a las mayores dotaciones antimorosidad, por valor de 371 millones. Además, en caso de necesitar un colchón extra de capital, La Caixa cuenta con un fondo genérico para insolvencias, que acumula 1.835 millones.

La caída de beneficios contrasta, sin embargo, con la mejora en su volumen de negocio, que sube un 5%, y con una liquidez de 19.572 millones. Además, la entidad registra uno de los mayores incrementos del volumen de créditos del sector, con un alza del 5,8%. En este sentido, desde La Caixa se augura que seguirán las tendencias planas en el sector en cuanto a la concesión de créditos.

Más noticias de Política y Sociedad