Público
Público

La Caixa mejora la accesibilidad para discapacitados de sus servicios financieros

PÚBLICO

La Caixa se ha convertido en la primera entidad financiera en conseguir que todas las personas puedan operar con autonomía en oficinas, cajeros, banca electrónica o su portal www.lacaixa.es, en su objetivo de  mejorar la accesibilidad de sus servicios financieros, como sacar dinero de un cajero o hacer una transferencia online.

La Caixa señala que "este compromiso por la accesibilidad financiera" le llevó a convertirse en 2004 en la primera entidad financiera de España en cumplir el nivel de accesibilidad A en Línea Abierta, su servicio de banca online, y el nivel AA para su portal de Internet. Igualmente, la entidad está desarrollando un proyecto de plena accesibilidad de las oficinas.

En la actualidad, más del 80% de las oficinas bancarias de la entidad catalana han suprimido los desniveles y el 30% dispone de una zona de 24 horas adaptada, con rampas de acceso o elevadores. Igualmente,  el 97% de los más de 9.600 cajeros autonmáticos del banco dispone de las funcionalidades correspondientes al lenguaje de signos y para que puedan operar personas con discapacidad visual. Igualmente, 2 de cada 3 cajeros ya tienen incorporadas todas las funcionalidades desarrolladas por el proyecto APSIS4all (una iniciativa financiada por la Comisión Europea, dentro del programa de ayuda a las TIC y como parte del programa de Competitividad e Innovación de la UE) y está previsto que las tengan todos los cajeros a finales de 2016.

Con el objetivo de sensibilizar a la sociedad sobre la accesibilidad financiera, La Caixa" ha lanzado el microsite www.superandobarreras.com. En él se pueden conocer de cerca las historias de personas discapacitadas que cuentan las dificultades a las que se enfrentaban a la hora de realizar algo tan común como sacar dinero de un cajero o subir a un autobús.

Por ejemplo, la de Juanjo Montiel, de 30 años, que padece una discapacidad visual total, para quien la tecnología ha sido esencial para poder ser autónomo.  O la historia de Montse Gracia, de 58 años y que desde los 3 años no puede mover las piernas debido a una infección por poliomielitis. Para Montse Gracia, una jugadora de baloncesto que llegó a participar en los Juegos Paralímpicos de Barcelona 92, poder acceder a un cajero por sí sola es esencial.

Más noticias de Política y Sociedad