Público
Público

Las cajas acabarían 2009 con mora inferior al 7%, dice la CECA

Reuters

Por Jesús Aguado

Las cajas podrían acabar 2009 con una tasa de morosidad inferior al 7 por ciento y más cerca del 6 por ciento, aunque el propio presidente de la patronal, Juan Ramón Quintás, vaticinó un 2010 "todavía peor" para el mercado laboral con el consiguiente efecto adverso sobre la mora.

"Creo que acabaremos (2009) con una morosidad por debajo del 7 por ciento y que me equivocaré en la previsión que hice a finales de 2008", dijo el presidente de la CECA en Granada en una rueda de prensa durante la presentación de los resultados semestrales de las cajas.

A 31 de agosto, las cajas tenían una tasa de morosidad del 5,17 por ciento, según datos difundidos por la CECA.

"Este año podría quedar por debajo del 7 por ciento y cerca del 6 por ciento, aunque no quiero hacer un pronóstico definitivo y quiero ver cómo evoluciona el tercer trimestre y el mes de octubre", agregó.

No obstante, Quintás no dibujó un panorama halagüeño para 2010 y reconoció que la tasa de impagos seguiría subiendo el próximo año ante el deterioro del mercado laboral en España.

"El 2010 será el peor de todos los años y a más paro habrá más morosidad y más deterioro de la actividad financiera, pero no quiero adelantar cifras de morosidad para el próximo año", agregó Quintás.

El presidente de la CECA había previsto a finales de 2008 que las cajas podrían acabar con una morosidad del 7 por ciento en 2009 y del 9 por ciento en 2010.

RESULTADOS CAJAS CAEN 30% A JUNIO

Según datos facilitados el miércoles, a 30 de junio de 2009, las cajas redujeron su beneficio atribuido a la entidad dominante en un 32,7 por ciento a 3.445 millones de euros, mientras que el resultado consolidado bajó en un 30,8 por ciento a 3.739,3 millones de euros.

La CECA atribuyó este descenso a un entorno marcado por una fuerte recesión y a un efecto comparativo más desfavorable debido a que en la primera mitad de 2008 los beneficios todavía no se habían visto afectados por la crisis.

El resultado de actividades de explotación bajó un 18,9 por ciento a 4.290,1 millones de euros.

Las pérdidas netas por deterioro de activos subieron en un 70 por ciento a 5.764,5 millones de euros a 30 de junio.

Respecto a la evolución de la cuenta de resultados individuales de las entidades, el presidente de la patronal consideró que no veía a ninguna caja entrando en pérdidas en 2009, al margen de Caja Castilla-La Mancha, la única intervenida durante la actual crisis financiera, e incluso vaticinó que "incluso cinco cajas podrían hasta aumentar beneficios en 2009".

QUINTÁS CRITICA PAPEL GOBIERNOS REGIONALES

El presidente de la CECA volvió a criticar a las gobiernos regionales al obstaculizar posibles procesos de fusión entre cajas de diferentes comunidades autónomas.

"No deja de ser bastante castizo que en este país se piense que problemas de solvencia, que son los de reestructuración y aplicación del FROB, son problemas regionales. Allá cada uno con el concepto que tiene de la política del Estado y del sistema financiero", agregó Quintás que calificó como "elementos perturbadores" el papel de algunos Gobierno autonómicos.

El gobierno central aprobó a finales de junio el denominado Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) con el objetivo de contribuir a mejorar la solvencia de las entidades financieras.

En la actualidad, hay al menos dos procesos de fusión de cajas en marcha. Una en Cataluña entre las cajas de Girona, de Sabadell, Terrassa y la de Manlleu y otra en Andalucía entre Unicaja, CajaSur y Caja Jaén.

Además en Cataluña, Caixa Catalunya, Caixa Tarragona y Caixa Manresa también estarían en proceso de estudiar el mercado para analizar posibles fusiones.

Quintás consideró el miércoles un "sinsentido" que algunas comunidades autónomas pudieran estudiar recurrir el FROB ante el Constitucional cuando ellas mismas habían sido en gran parte responsables de la gestión de algunas entidades.

"¿Es lógico que una Comunidad autónoma, con responsabilidad en la gestión, pueda vetar lo que con dinero del resto de las cajas, o peor aún, con dinero público, se haga para reflotar (a otra)?", reflexionó Quintás.

Por otra parte, el presidente de la CECA se mostró bastante confiado en la resolución del futuro de la CCM y de CajaSur con la fusión en marcha en Andalucía.

"Yo creo que Caja Castilla La Mancha y CajaSur están encarrilados. Ahí ya no va a haber sorpresas (...) no tengo la más mínima duda de que eso va a acabar bien", manifestó.

"Sería para mí una sorpresa extraordinaria que eso no acabase en buenos parámetros", remató.

Más noticias de Política y Sociedad