Público
Público

Las cajas desvelan parcialmente las remuneraciones de su alta dirección

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Banco de España forzó hoy un nuevo ejercicio de transparencia en las entidades financieras que han recibido ayudas publicas al obligarles a publicar las remuneraciones que pagan a sus directivos y consejeros, si bien algunos de los ejecutivos se negaron a que se desvelaran sus salarios.

Entre los que respondieron con mayor celeridad al requerimiento del Banco de España destacó Bankia, que reveló que su presidente, Rodrigo Rato, cobra 2,34 millones de euros de estas entidad y de su matriz, BFA.

No obstante, algunos de los directivos de la entidad se acogieron a la Ley de Protección de Datos -posibilidad contemplada por la circular del Banco de España- y se negaron a facilitar a cuánto ascienden sus salarios y emolumentos.

Es el caso de todos los directivos que se integraron en Bankia procedentes de Caixa Laietana, y algunos de Bancaja y de la Caja de Canarias.

En el caso de Caja España-Duero, el presidente de la entidad, Evaristo del Canto, y otros consejeros se negaron también a desvelar la remuneración que reciben de la entidad.

Catalunya Caixa, por su parte, cumplió con la exigencia del Banco de España dentro del plazo establecido, que concluye hoy, y dio a conocer que su presidente, Adolf Todó, percibe 1,55 millones.

Unnim, formado por Caixa Terrasa, Sabadell y Manlleu, también publicó la información de los consejeros y la alta dirección. El director general de Unim Banc, Jordi Mestre, gana 963.00 euros anuales. El presidente de Unim Caixa, Jaime Ribera, recibe 61.000 euros anuales.

En el caso de Novagalicia Banco, el presidente, Jose María Castellano, percibe 899.290 euros, y el consejero delegado, César González-Bueno, 891.180 euros.

En Banca Cívica, el presidente Antonio Pulido, ganó en 2011 903.660 euros.

Por su parte, el presidente de BMN, Carlos Egea, gana 456.000 euros al año, de los que 284.000 euros corresponde a su salario.

Según la información difundida por BFA-Bankia, Rato percibió una remuneración total de las dos entidades de 2,34 millones de euros, en tanto que el consejero delegado de Bankia, Francisco Verdú, que se incorporó ya entrado el año, percibió 1,57 millones, aunque su remuneración total es de 2,26 millones.

El que fue vicepresidente de Bankia hasta que dimitió hace unas semanas, José Luis Olivas, contó en 2011 con un salario de 1,62 millones, de los que la mitad aproximadamente procede de Bancaja, entidad de la que sigue siendo presidente.

José Manuel Fernández Norniella, el cuarto consejero de Bankia con funciones ejecutivas, percibió este año una remuneración total de Bankia y su matriz, BFA, de 725.000 euros.

El pasado 5 de diciembre, el Banco de España publicó una circular que obligaba a una mayor transparencia ante la opinión pública en materia de salarios a las entidades que han recibido ayuda del Fondo de Reestructuración Bancaria Ordenada (FROB).

Las entidades han accedido a esta imposición, aunque con un cierto malestar, especialmente porque el ejercicio de transparencia que se les exige no se ha trasladado a otros sectores económicos que también han recibido ayudas públicas, como el del turismo y el automóvil.

"Ni siquiera algunas empresas públicas, como Renfe o Aena, están obligados a desvelar el sueldo de sus presidentes", dijo a EFE un directivo de unas de las entidades financieras afectadas, que quiso guardar el anonimato.

Además, el sector opina que el Banco de España publicó la circular de manera precipitada, en un momento en que estaba en medio de unas fuertes críticas por su gestión de las crisis financieras, y a las puertas de la entrada de un nuevo Gobierno.

Otra de las quejas es que el Banco de España no ha distinguido a las entidades que recibieron una primera ayuda del FROB en manera de préstamo, de aquellas que han tenido que ser rescatadas mediante la entrada del Estado en su capital.

Los salarios que pagan las cajas a sus directivos y consejeros dista mucho del que abonan los bancos.

La retribución más elevada corresponde al presidente del BBVA, Francisco González (5,3 millones), seguido del de Santander, Emilio Botín (4,9 millones), según fuentes del sector.

El presidente de la Caixa, Isidro Faine, recibe 2,69 millones, y el del Popular, Angel Ron, 1,23 millones, el único que se coloca por debajo de Rodrigo Rato.

Entre los consejeros delegados destaca el del Santander, Alfredo Sáez, que percibe sin contar los compromisos por pensiones 12,2 millones de euros anuales, con lo que se convierte en el ejecutivo mejor pagado del sector.

El del BBVA, Ángel Cano, recibe una remuneración de 2,73 millones, y el de Banesto, José Antonio García Cantera, 1,66 millones, según las mismas fuentes.

Más noticias en Política y Sociedad