Público
Público

Calentamiento de mar provoca muerte masiva de aves en Perú

Reuters

El aumento de temperatura en el mar delnorte de Perú ha ahuyentado bancos de peces y provocado lamuerte masiva de aves marinas por falta de alimento, situaciónque podría extenderse a otras zonas del país si persisten lasactuales condiciones del clima, dijo el miércoles el Gobierno.

Autoridades relacionadas al cuidado del medio ambiente y desalud pública de Perú dijeron en una conferencia de prensa queel calentamiento del Pacífico se ha producido por la presenciadesde febrero de aguas cálidas provenientes de Ecuador yAustralia, alterando el ecosistema marino.

Esto generó la huída de especies como la anchoveta -alimentobásico de los pelícanos- y la muerte por inanición de unos 5.000aves marinas en las últimas semanas, informaron.

Junto al caso de los pelícanos, en los últimos mesesaparecieron muertos en la costa norte del país al menos 870delfines y su causa aún se investiga, según las autoridades.

"El calentamiento reciente del mar está modificando lospatrones del ecosistema", dijo el viceministro de RecursosHumanos del Ministerio del Ambiente, Gabriel Quijandría.

"Esto ha generado una alteración de la distribución naturalde peces como la anchoveta y otras especies que han migradohacia aguas más profundas y en dirección al sur, lo que haocasionado una disminución de la disponibilidad de alimento,principalmente de pelícanos y piqueros", precisó.

El fin de semana, el Gobierno declaró alerta sanitaria de sucosta y recomendó a la población no acudir a varias playas a lolargo de cientos de kilómetros del país, mientras investigaba lacausa de la muerte de cientos de pelícanos.

Un evento parecido ocurrió en 1997, cuando aparecieronmuchos pelícanos muertos en la costa norte de Perú ante laescasez de la anchoveta, debido al calentamiento del mar por elfenómeno climático conocido como El Niño.

La anchoveta habita principalmente frente a las costas dePerú y Chile por la abundante presencia de nutrientes. Estaespecie es el insumo clave para la producción de harina depescado, del cual Perú es el mayor productor del mundo.

Quijandría dijo sin embargo que es prematuro hablar de lapresencia del fenómeno climatológico El Niño, pues el actualcalentamiento del mar no tiene aún patrones definidos.

Pero "de persistir estas condiciones, es probable que suimpacto se extienda a otras zonas de nuestro litoral inclusivedurante el otoño, lo que hará que las cifras puedanincrementarse y afectar a otras especies marinas", afirmó.

El funcionario dijo que tras exámenes a aves muertas se hadescartado la presencia de virus de la "influenza aviarpatogénica" en esos animales, de riesgos para la salud humana.

Con ello Quijandría garantizó el consumo de pescado orecursos marinos, que había disminuido en los últimos días anteel temor en la población de que estén contaminados.

Frente a un posible impacto del calentamiento del mar en laclave industria pesquera local, expertos dijeron que no se prevépor ahora consecuencias pues los barcos anchoveteros realizansus faenas en aguas profundas y alejadas de la costa.

"No hay efectos además porque este calentamiento se estáregistrando al norte de Perú y la zona sur de pesca estánormal", dijo a Reuters el jefe de economía y estadística delmayor gremio empresarial pesquero del país, Jorge Vigil.

MISTERIO EN DELFINES

Respecto a los cientos de delfines muertos, las autoridadesdijeron que se ha desestimado que sea por infeccionesbacterianas, contaminación de metales pesados o pesticidas.

"Sobre la base de los ejemplares analizados, no es posibleasociar esta mortandad a las actividades de exploración sísmicapetrolera" en la zona, dijo Quijandría.

En la zona norte en el mar de Perú opera la petroleraestadounidense BPZ Energy. La firma dijo recientemente que lasmuertes de delfines fueron reportadas antes de que realizaransus pruebas sísmicas en febrero, las cuales afirma cumplen contodos los estándares en materia de seguridad marina.

La organización no gubernamental local ORCA ha dicho que lamuerte de los delfines ha sido como consecuencia de "agudasondas sonoras", provocadas por las pruebas sísmicas 3D querealizan las petroleras para confirmar crudo en el mar.

Carlos Yaipén, director de ORCA, dijo en otra conferencia deprensa que tras el análisis a 30 delfines muertos se detectaronburbujas en sus órganos, hemorragias en los oídos internos yfracturas simples en los huesos de oído de estos animales.

"En el caso de los delfines sufrieron el síndrome dedescompresión aguda, esto fue causado por un traumatismogaseoembólico, es decir gas en todo el sistema circulatorio yproducido por impacto acústico", dijo Yaipén.

Más noticias de Política y Sociedad