Público
Público

Camacho afirma que los capitanes 'rojillos' le han asegurado su apoyo

EFE

José Antonio Camacho, entrenador de Osasuna para la próxima temporada tras ser renovado el pasado miércoles, ha afirmado hoy que los capitanes del equipo le han asegurado su apoyo para su segunda campaña al frente del equipo, para acabar así con la polémica surgida la pasada semana.

El técnico murciano, que ha comparecido en conferencia de prensa junto al presidente osasunista, Patxi Izco, para escenificar la renovación, ha optado por no dar mayor importancia a las voces discrepantes que surgieron en el vestuario 'rojillo' en torno a su continuidad en el club.

Preguntado por estas filtraciones, Camacho ha asegurado: "No me ha sorprendido porque no estaba aquí y estaba ajeno. Terminé mi función aquí con el último partido contra el Madrid y no sabía nada, no tengo ni idea de que hablaron (en alusión a la conversación entre Izco y los capitanes del equipo)".

Camacho ha aseverado que habló con Izco y con los capitanes del equipo y éstos le transmitieron por teléfono que "se había sacado de contexto y me han dicho que tengo su apoyo". "Lo demás, son valoraciones que no conozco de primera mano", ha añadido.

Ha agregado, en este sentido, que "estas cosas ocurren en el fútbol" y ha precisado que "las cosas se hablan directamente y conmigo no ha hablado nadie", en relación con algunas opiniones de jugadores desaconsejando al presidente su renovación.

Camacho, cuestionado por los periodistas insistentemente sobre este asunto, ha destacado que "se le está dando demasiada importancia". "Los jugadores tienen que jugar al fútbol y yo dirigir, lo demás no es bueno. Yo hablo constantemente con los jugadores y para mí no tiene mayor importancia", ha dicho.

"Yo he venido hoy aquí a decir que voy a continuar un año y casi me crucifican aquí", ha bromeado Camacho, quien sobre las filtraciones a la prensa ha comentado que "a lo mejor a alguno no le interesa que empiece bien, pero mis puertas siempre han estado abiertas".

Preguntado por si va a hacer una "limpia" en la plantilla para la próxima temporada, ha dicho: "Habláis demasiado de lo que ha pasado. A todo el mundo trato por igual y hay que respetar a todo el mundo. Soy muy respetuoso con todos los que tienen contrato y nuestro trabajo es confeccionar la plantilla más fuerte posible".

El ex seleccionador nacional, que ha apuntado que incorporará al cuerpo técnico a Marcelino, ha incidido, como en su llegada a Osasuna el pasado mes de octubre, que quiere una plantilla corta, fundamentada en la base de 8 ó 9 jugadores titulares de la pasada campaña y con la prioridad de reforzar el medio centro y la delantera, puestos para los que han sonado los nombres de Raúl García y Fernando Morientes.

Más noticias de Política y Sociedad