Público
Público

Campaña del 'lobby' nuclear alemán

Un documento confidencial explica cómo presionar a los partidos ante las elecciones federales

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Todos los grupos de presión trabajan intensamente ante unas elecciones como las alemanas del próximo domingo. Poco sale a la luz sobre sus actividades, a no ser que de repente se les escape un documento de trabajo. Esto es exactamente lo que le acaba de suceder al lobby nuclear alemán, que lleva meses analizando al detalle la situación preelectoral para presionar a los políticos a favor de sus intereses.

'El objetivo final de esta estrategia es influir positivamente en el debate sobre la prolongación de los permisos de funcionamiento de las centrales alemanas', reza un dossier de 109 páginas con fecha del 11 de noviembre de 2008, firmado por la consultoría política berlinesa PRGS por encargo de Eon Kraftwerke GmbH, la división nuclear del gigante energético alemán, y al que ha tenido acceso Público.

El coloso industrial Eon no quiere que se hable de energía en la campaña

Varios diarios electrónicos se hicieron eco ayer de la existencia del dossier, que contiene una lista de medios y periodistas clasificados a partir de su supuesta afinidad con la energía nuclear.

Su difusión, a cuatro días de las elecciones, resulta de lo más embarazoso no sólo para Eon, sino también para los partidos pronucleares, como la Unión Demócrata Cristiana (CDU) de Angela Merkel y sus aliados del Partido Libre Democrático (FDP), partidarios de dar marcha atrás al programa de abandono completo de la energía nuclear en los próximos 15 años.

El dossier secreto recomienda propagar 'el miedo al dominio ruso'

La mayoría de los alemanes rechaza la energía nuclear en un momento en que se han multiplicado los accidentes y averías en las centrales de Krümmel y Brunsbüttel, así como en el depósito de residuos de Asse. Además, Alemania sigue sin depósito central, ya que la mina de sal de Gorleben, en Baja Sajonia, se ha revelado inadecuada.

El dossier recoge un exhaustivo argumentario a favor de las nucleares: una energía segura y barata que reduce la dependencia de las importaciones. Analiza las posiciones de los distintos partidos uno por uno y recomienda evitar que la energía nuclear se convierta en tema de campaña, porque eso podría movilizar a los potenciales votantes del Partido Socialdemócrata Alemán (SPD) y Los Verdes.

La estrategia, claramente formulada, consiste en acentuar el compromiso de Eon con las energías limpias y trabajar de tapadillo a favor de la nuclear. La consultoría recomienda, por ejemplo, propagar el 'miedo al dominio ruso' en el suministro energético. 'Este tema geoestratégico despierta viejos miedos históricos', dice. Este pasaje es especialmente delicado para Eon, que quiere importar gas ruso a Alemania.

Eon y PRGS declararon ayer que el informe no es más que un proyecto de relaciones públicas que la consultoría propuso, sin éxito, al consorcio energético.

Más noticias en Política y Sociedad