Público
Público

Cáncer cerebral mortal no es una única enfermedad: estudio

Reuters

Por JoAnne Allen

La forma más común de cáncercerebral en adultos, el glioblastoma multiforme, probablementesea un grupo de enfermedades y no una sola dolencia, dijeroninvestigadores estadounidenses.

El equipo identificó cuatro subtipos distintos de tumorescerebrales, cada uno con características moleculares propias,un hallazgo que, aseguraron, podría permitir desarrollarterapias personalizadas.

El estudio también halló que cada subtipo de glioblastomamultiforme podría originarse en diferentes clases de células,lo que significa que cada uno necesitaría un enfoqueterapéutico distinto, escribió el equipo del doctor Neil Hayes,de la University of North Carolina, en la revista Cancer Cell.

Pero los resultados no afectarán el modo en que los médicosactualmente tratan los tumores cerebrales, dijeron losautores.

El glioblastoma multiforme, o GBM, se propaga rápidamente aotras partes del cerebro, lo cual dificulta su tratamiento. Lamayoría de los pacientes con la enfermedad muere a los 14 mesesdel diagnóstico.

En los últimos años, tres de cada 100.000 estadounidensesfueron diagnosticados con GBM.

El equipo de Hayes analizó 206 muestras de pacientes parasu estudio, que forma parte de la red Atlas del Genoma delCáncer, un proyecto financiado por el Gobierno estadounidensepara mapear toda la actividad del ADN en varios tipos decáncer.

Los tumores cerebrales eran todos similares, pero teníandiferencias que antes no se habían reconocido, dijo Hayes enuna entrevista telefónica.

"Es como si uno nunca hubiera visto la diferencia entre unauto y una camioneta y de repente se diera cuenta de que sondiferentes", aseveró el experto.

Luego de identificar los subtipos de GBM, el equipo buscócaracterísticas que definían a cada una de las cuatroenfermedades y encontró "una serie de eventos" que fueronúnicos para cada uno de esos cuatro subtipos del tumor.

"Estos son hechos cruciales en la historia del desarrollo yla propagación del tumor y cada vez hay más evidencia de quepodrían estar relacionados con la formación inicial de lostumores", dijo Hayes.

El estudio también demostró que los diferentes subtipos deltumor respondieron de modo diferente a la quimioterapia y altratamiento con radiación.

Los pacientes con un subtipo de GBM que fueron tratados consesiones agresivas de quimioterapia y radiación aparentementemurieron a un ritmo un 50 por ciento menor que aquellossometidos a terapias menos agresivas, indicaron losinvestigadores.

Este efecto fue observado en menor medida en otros dos delos subtipos y no se registró en el cuarto, añadieron.

Esto podría significar que algunas clases de medicamentospueden funcionar en ciertos subtipos de tumor y no en otros,sostuvo el equipo.

Más noticias de Política y Sociedad