Público
Público

La capital ucraniana recibe a Bush con medidas extremas de seguridad

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La capital ucraniana recibe con medidas extremas de seguridad al presidente de Estados Unidos, George W. Bush, quien comienza hoy una visita que es un fuerte espaldarazo a las autoridades de Ucrania y a sus planes de ingreso en la OTAN.

Más de 4.000 policías y efectivos del ministerio del Interior participan en el dispositivo de seguridad montado para la visita del jefe de la Casa Blanca, adelantó el viceministro de esa cartera, Alexander Savchenko.

Explicó que por petición de la parte estadounidense el tránsito por la carretera de 30 kilómetros que une el aeropuerto de Boríspol y Kiev será suspendido dos horas antes del paso del cortejo presidencial, lo que "supondrá incomodidades a los ciudadanos".

Según Savchenko, medidas de seguridad similares no se adoptaban en la capital ucraniana desde 2001, cuando el papa Juan Pablo II visitó Kiev.

"Hay exigencias del servicio de seguridad de la visita y debemos cumplirlas", dijo el viceministro del Interior, citado por el periódico digital "Korrespondent.net".

Varias formaciones opositoras, entre ellas el Partido de las Regiones, el Partido Comunista y el Bloque de Natalia Vitrenko, han anunciado manifestaciones de protesta contra el ingreso de Ucrania en la OTAN durante la estancia del presidente de EEUU.

"Interior insta a todas las fuerzas políticas a expresar sus puntos de vista respetando los derechos de los demás", declaró el viernes pasado el titular de la cartera, Yuri Lutsenko.

La fuerzas de orden están decididas a garantizar la calma en las calles de la capital y "así se lo he comunicado a las organizaciones que convocaron los mítines", advirtió Lutsenko.

Bush llega esta noche a Kiev, primera etapa de una gira por Europa del Este que incluye su participación en la cumbre de la OTAN en Bucarest

Mañana el jefe de la Casa Blanca mantendrá conversaciones con el presidente ucraniano, Víctor Yúschenko y, por la tarde, saldrá de Kiev con destino a la capital rumana.

"Confiamos en que la visita del presidente de Estados Unidos dé un nuevo impulso a nuestras relaciones económicas", declaró la primera ministra ucraniana, Yulia Timoshenko.

El presidente Yúschenko, por su parte, confía en que con la ayuda de Bush la OTAN dará luz verde a Ucrania para poner en marcha el Plan de Acción para la adhesión a la Alianza, estadio previo a la integración plena.

Georgia, otra antigua república soviética, se encuentra en la misma situación de expectativa.

Pero en Ucrania, a diferencia de Georgia, toda las encuestas muestran que la mayoría de la población es contraria al ingreso del país en la OTAN.