Público
Público

El capitán del Valencia cree que "la temporada ha sido mala", pero hay que cerrar las heridas

EFE

Rubén Baraja, capitán del Valencia, reconoció hoy que la temporada del equipo había sido mala, a excepción de la campaña en la Copa del Rey, pero pidió que se cerraran las heridas que en los distintos ámbitos del club se han producido y se empezará a trabajar "para un futuro mejor".

"Nadie ha dejado de reconocer que la temporada ha sido mala. Ha sido un año muy complicado para todos y ha habido cosas extrañas y difíciles de entender", dijo.

Ha habido situaciones en las que tanto el club como nosotros nos hemos equivocado y esto nos tiene que servir para hacer balance a nivel institucional y en el equipo para sentar unas bases sólidas de cara al futuro", explicó.

"Ahora lo más importante es buscar la estabilidad social y económica, y dejar trabajar a los técnicos. Parece algo muy sencillo pero aquí en el Valencia siempre hay turbulencias. La temporada que viene hay que marcar un camino con tranquilidad y ser conscientes de nuestras limitaciones porque no se puede pasar de la noche al día", agregó.

El centrocampista vallisoletano apuntó que una vez conseguida la permanencia que les ha dado tranquilidad, es el momento de tomar decisiones "importantes y difíciles" y recordó que este año ha demostrado que el miedo a tomar decisiones delicadas no les ha dejado prosperar.

Cuestionado por el comunicado que emitido por la Agrupación de Peñas, en el que se instó a los aficionados a tomar una serie de medidas en el partido ante el Atlético de Madrid para mostrar la disconformidad con la campaña que ahora acaba, Baraja apuntó que están en su derecho de protestar, aunque matizó que le gustaría que la situación fuera otra.

"Ellos pueden hacer lo que crean oportuno. Entre las pocas cosas que se salvan en esta temporada está la unidad de la afición en momentos decisivos como la Copa del Rey, la final y en la Liga cuando nos hemos jugado la permanencia", indicó.

"Lo que está claro es que les gustaría que el partido del domingo fuera una fiesta, que sirviera de borrón y cuenta nueva. Lo que queremos es hacer un buen partido, reconciliarnos con nuestra afición y darles las gracias por su apoyo", prosiguió.

Respecto a la decisión del club de no celebrar el título de Copa del Rey cuando se ganó y de visitar este fin de semana la Basílica y a las instituciones públicas, así como de ofrecer el trofeo el domingo a la afición, Baraja apuntó que aunque fue una decisión poco popular era la más oportuna en el momento en el que se produjo.

"Cuando fuimos campeones de Copa y se decidió no celebrarlo con la afición fue una decisión antipopular, pero los que estábamos dentro sabíamos que el jueves podíamos estar de celebraciones y perder el domingo y situarnos a dos puntos del descenso. Por eso se tomó esa decisión", recordó.

"Ahora que ya estamos salvados, en ningún caso se va a sacar pecho, pero hay que darle el valor que tiene esta Copa porque además nos permite entrar en Europa y jugar una Supercopa con el Real Madrid", agregó.

Baraja considera que es bueno ofrecerla el domingo a la afición porque el valencia hizo una Copa impecable y fue justo vencedor. "No vamos a hacer una celebración ostentosa pero sí hay que valorar este título porque hacía cuatro años que no ganábamos ninguno", añadió.

Sobre el futuro entrenador del equipo, Baraja afirmó que lo más importante es que el técnico que se fiche se muera de ganas de ir al Valencia, "que venga convencido y con ilusión de entrenar a un equipo de primer nivel".

Más noticias de Política y Sociedad