Público
Público

Carlos Saura presenta en Roma su particular visión del "Don Giovanni" de Mozart

EFE

El cineasta español Carlos Saura presentó hoy fuera de concurso, en el IV Festival Internacional de Cine de Roma, su filme "Io, don Giovanni", una coproducción hispano-italiana en clave lírico-teatral sobre la composición de la ópera del célebre músico austríaco Wolfgang Amadeus Mozart.

La cinta, de unas dos horas de duración y con un reparto mayoritariamente italiano, aborda el proceso de creación de una de las más reconocidas óperas del genio musical austríaco, "Don Giovanni", desde el punto de vista del poeta italiano Lorenzo da Ponte, autor de sus textos.

Da Ponte, un judío convertido al cristianismo desterrado en el siglo XVIII a Viena por la Inquisición por actitudes subversivas, será protagonista de un curioso triángulo de personajes en el que, además de Mozart, participa también el italiano Giacomo Casanova, como mentor del poeta.

La interrelación que se establece entre los tres, pero, sobre todo, entre Mozart y el poeta italiano, da lugar a este proyecto, que comenzó hace ya cinco años a iniciativa del productor español Andrés Vicente Gómez y al que Saura, basándose en hechos reales, ha dado su particular visión.

La película "es una visión personal. Es una especie de ensayo. Yo ya anteriormente he hecho algún filme de personajes que me apasionaban como san Juan de la Cruz o (Francisco de) Goya y uno de estos personajes es Da Ponte", dijo hoy el cineasta durante la rueda de prensa de presentación de la película en la capital italiana.

"Creo que no es posible hablar con esa actitud de querer reflejar exactamente cómo eran en la época estos personajes. Todo es una interpretación. Hoy Mozart es un genio, pero en otra época no lo era. Y las películas no dejan de ser una versión personal", añadió.

En este sentido, Saura explicó que, a pesar de esa visión personal, los hechos de los que habla en la cinta están documentados y afirmó que, para él, "un filme es siempre una aventura personal, a veces peligrosa y arriesgada".

"Io, don Giovanni" ha permitido al director, padre de películas como "Ay, Carmela" (1990) o "Flamenco" (1995), descubrir el personaje de Da Ponte, del que había oído hablar, pero cuya historia no conocía en profundidad.

"Ha sido un encuentro sorprendente y maravilloso", apuntó Saura, quien explicó que su intención era hacer una película sobre el proceso por el que se crea una ópera, con muchos elementos teatrales, como decorados fotográficos o pintados en los que apenas hay elementos reales.

La trama de la historia se sitúa a caballo entre Venecia y Viena, enclaves que fueron recreados para la película en sendos estudios cinematográficos de la provincia española de Alicante y de la capital italiana.

La película fue rodada en dos partes: una primera en su situación veneciana, y una segunda, un año y medio después, en la localización vienesa, todo con un reparto italiano en el que destacan los nombres de Lorenzo Balducci, Lino Guanciale o Tobias Moretti (Da Ponte, Mozart y Casanova, respectivamente).

"La verdad es que para mí fue una gran sorpresa cuando se hicieron las pruebas en Roma. Encontré con cierta facilidad actores que quería para la película. Para mí fue una gran sorpresa y mayor sorpresa aún encontrar grandes cantantes que eran también óptimos actores. En España es muy difícil encontrarlos", indicó Saura.

El cineasta confiesa que uno de los grandes desafíos del proyecto era dar vida a una nueva versión de la figura de Mozart, después del personaje que el director checo Milos Forman llevó a la gran pantalla en la película "Amadeus" (1984).

"El personaje de Mozart para mí era una gran preocupación. A partir del 'Amadeus' de Forman todo el mundo cree que Mozart es como ese personaje, pero he leído libros y en ninguno Mozart es como el del filme de Forman", comentó el español.

En este sentido, Guanciale, quien debuta en el cine con esta película, explicó que también ha intentado abstraerse de la película de Forman para preparar su personaje, para así darle un toque personal en ese "viaje maravilloso" que, para él, ha supuesto rodar con Saura.

Un viaje con el que Saura cierra el paso de la presencia española por un Festival de Cine de Roma que concluirá el próximo viernes con la entrega de premios.

Más noticias de Política y Sociedad