Público
Público

El caso Google pone en el punto de mira a los hackers "rojos"

Reuters

Se esconden bajo seudónimos y múltiples direcciones, pero legiones de "hackers" chinos quedaron en el punto de mira la semana pasada después de que Google asegurara haber sufrido sofisticados ciberataques desde China.

En el país hay decenas de miles de Hong Ke o visitantes rojos, como son conocidos en China. A muchos les mueve el patriotismo, a pesar de que es difícil establecer su relación con el Gobierno chino o el Ejército, que algunos expertos sospechan que estaría tras los ataques.

El grupo más famoso de Hong Ke de China, Honker Union, muestra el área gris que existe entre piratas informáticos nacionalistas y el Estado. El grupo negó haber estado implicado en el ataque a Google.

"El Honker Union (...) no tiene interés en involucrarse en política. Sólo trabajamos para la seguridad de sitios web chinos", dijo en una entrevista telefónica Lyon, uno de sus miembros, quien además preside un departamento en una importante firma de telecomunicaciones del Estado. Declinó revelar su nombre real.

Fundado en 2001, estuvo implicado en una ciberguerra con hackers estadounidenses por el incidente del avión de espionaje Hainan y la semana pasada atacó sitios web iraníes en represalia por la ocupación temporal que el llamado Ciberejército iraní hizo del motor de búsqueda chino Baidu.

"Está bastante claro que muchos hackers chinos están motivados por el patriotismo", opinó una de las personas que ayuda a administrar Dark Visitor, blog con base en Estados Unidos sobre hackers chinos, apodado Trevor T.

Google anunció la semana pasada que un ataque "sofisticado" procedente de China resultó en el robo de su propiedad intelectual. La firma citó el episodio de hackeo, y también la censura, como razones para abandonar el país.

Google no precisó cómo determinó que los ataques procedían de China o por qué la compañía, al igual que otras 34, fue objetivo de los ataques.

Más noticias de Política y Sociedad