Público
Público

El caso de la niña de 13 años embarazada es el segundo conocido en pocos días

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El caso de la niña de 13 años embarazada, cuya tutela ha sido asumida por la Generalitat catalana, se ha conocido pocos días después de que la Fiscalía de Menores de León haya iniciado una investigación sobre el entorno de una menor de 11 años que se encuentra en un avanzado estado de gestación.

El caso de la niña de Lleida (vive en la Pobla del Segur) ha sido asumido por la Generalitat, porque la menor se encuentra en una situación de desamparo por parte de su familia, según el Departamento de Acción Social y Ciudadanía.

La menor estaba viviendo con unos conocidos de la madre en la Pobla de Segur (Lleida) y no existía relación familiar continuada con sus padres, situación durante la cual la niña quedó embarazada.

Mientras se investigan las circunstancias en las que vivía la menor, que ya ha cumplido 13 años, ha quedado ingresada en un centro de acogida de la Generalitat de forma provisional.

Por otra parte, hace pocos días se supo que la investigación sobre el embarazo de una niña de 11 años que ingresó en el Hospital de Ponferrada en avanzado estado de gestación se centra en el entorno de la pequeña.

La Fiscalía de Menores ha iniciado una investigación sobre el entorno de la menor para saber cómo ha ocurrido este hecho.

Fuentes jurídicas consultadas por Efe han señalado que aunque la menor haya tenido relaciones consentidas, se considera como un caso de abuso sexual porque la víctima tiene 11 años.

En el caso de que la Fiscalía de Menores aprecie indicios de delito imputable a un menor de edad será el Juzgado de Menores el que actúe.

Aunque la cifra de menores embarazadas sobre el conjunto de la población son "insignificantes", "empiezan a pesar", según el presidente de la Sociedad Española de Contracepción (SEC), Ezequiel Pérez Campos.

En concreto, el número de embarazos en niñas menores de 15 años ha aumentado el 76 por ciento entre 2001 y 2005, según las estadísticas.

En ese último año cerca de 600 adolescentes afrontaron una gestación y casi ocho de cada diez abortaron voluntariamente por riesgo en su salud física y psíquica.

La tasa de embarazos en adolescentes se ha ido incrementando cada año y de forma más acusada entre las más pequeñas.

En 2005, según los últimos datos disponibles, 153 "madres" menores de 15 años tuvieron su primer hijo, según datos del INE, un 35 por ciento más que las 113 de 2001.

Además, según las estadísticas del Ministerio de Sanidad, otras 423 "niñas" de esas edades interrumpieron voluntariamente el embarazo en 2005, un 97% más que las 214 que lo hicieron en 2001.

Más noticias en Política y Sociedad